24 de junio de 2015 19:24

Se agudiza la crisis de inmigrantes en Europa

Una familia de inmigrantes duerme en la estación central de ferrocarriles de Belgrado, Serbia. Foto: AFP

Una familia de inmigrantes duerme en la estación central de ferrocarriles de Belgrado, Serbia. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

La crisis de la migración en la Unión Europea se agudizó este miércoles (24 de junio), después de que Hungría cediera y revirtiera la decisión anunciada de suspender la aplicación de la convención sobre el asilo.

“El barco está lleno”, declaró el martes el portavoz del gobierno húngaro, Zoltan Kovacs, al anunciar que su país iba a suspender la aplicación de la convención conocida como 'Dublín III', una de las piezas angulares de la política migratoria de la UE.

Sin embargo, bajo la presión de Bruselas y de su vecina, Austria, Hungría cedió y anunció que revertirá la decisión de suspender la aplicación del reglamento europeo sobre las demandas de asilo.

El gobierno húngaro había realizado este anuncio ante el creciente flujo de inmigrantes que pasan por Europa central para llegar a los países del norte.

Tras recular y anunciar que va a revertir la decisión, el gobierno húngaro pidió a sus socios “paciencia” y reiteró que en el país faltan plazas para acoger a refugiados que hayan entrado en la UE a través de este país.

Después de que Italia lanzara una petición de que haya más solidaridad europea con respecto a los migrantes, la decisión de Hungría mostró que se están agudizando las contradicciones entre los socios europeos con respecto a la política migratoria conjunta, en vísperas de una cumbre que estará en gran parte centrada en este tema.

La convención 'Dublín III' estipula que las demandas de asilo deben ser examinadas por el primer Estado al cual llega una persona.

El cambio de rumbo anunciado por Hungría estaría orientado a evitar que Bruselas inicie el proceso estipulado para las infracciones contra los tratados comunes.

Esta decisión se produce una semana después de que el primer ministro, Viktor Orban, anunciara la construcción de un muro de 175 km de largo en la frontera con Serbia.

Hungría se ha convertido en la principal ruta de paso de los migrantes que emprenden la “ruta de los Balcanes occidentales” para llegar al norte del continente, según los datos de la agencia europea Frontex.

Este itinerario es uno de las tres caminos elegidos por las personas que huyen de conflictos armados y buscan refugiarse en Europa, junto con las rutas por el Mediterráneo para llegar a Italia y a Grecia.

Auge de la ruta de los Balcanes

Frontex estima que la ruta de los Balcanes es el camino que registra un mayor aumento en el flujo de los migrantes desde principios de año. Entre enero y mayo, se registró que al menos 50 000 personas usaron esta ruta, una cifra que equivale a un aumento del 880% con respecto a 2014.

Según Frontex, Hungría “es la ruta principal de tránsito de los migrantes que entran a la UE a través de Bulgaria y Grecia”. Los refugiados que provienen de Asia central y de Medio Oriente consideran que esta ruta es más segura que otras y los precios que cobran los traficantes por trasladarlos son menos elevados.

Pese a estos datos, todos siguen mirando solo hacia el Mediterráneo, acusó el martes Kovacs, mientras que el ministro de Exteriores, Peter Szijjarto, insistió este miércoles que su país está sobrepasado “ técnicamente ” por este flujo.

Cartel de 'completo'

Este miércoles el gobierno húngaro dijo al parlamento que el gobierno deberá aumentar sus capacidades para acoger a otros refugiados.

“Estamos intentando renegociar las recepción de entre 6 000 y 7 000 refugiados, estamos pidiendo paciencia”, dijo el secretario de Estado Laszlo Tasnàdi.

La oposición de izquierda había acusado al gobierno de “haberse ido de Europa” .

“El gobierno hace lo mínimo. En vez de enfrentar la llegada de centenas de refugiados, cuelga el cartel de 'completo'”, dijo el partido DK.

En tanto, Reino Unido anunció el miércoles que reforzará los controles, después de que un grupo de migrantes intentara aprovechar una huelga de la compañía MyFerryLink en Calais, en Francia, para llegar a la isla.

“Claro que queremos ver a los migrantes mejor documentados e identificados pero francamente, muchos de estos procedimientos deben llevarse a cabo en Italia, donde llegan, más que en Francia”, enfatizó.

Cameron dijo que Reino Unido va a tomar acciones para mejorar la seguridad en Calais y para trabajar conjuntamente con otros países europeos “para frenar este problema en el origen”.

El gobierno italiano de Matteo Renzi reiteró en una tribuna publicada por el diario La Stampa, que Europa debe enfrentar con determinación el drama de los migrantes.

“Para que la solidaridad y la responsabilidad prevalezcan, se tienen que encontrar soluciones”, escribió. “De lo contrario predominan el egoísmo y el miedo y nos arriesgamos a perder incluso la idea misma de lo que es Europa”, concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)