18 de July de 2009 00:00

El crimen de Víctor Jara se aclara con la autopsia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Santiago. AFP

Los resultados de la autopsia a que fue sometido el cadáver del cantautor chileno Víctor Jara, asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet, fueron entregados al juez que investiga la responsabilidad de un ex soldado en el crimen, informaron fuentes judiciales.

El director nacional del Servicio Médico Legal, Patricio Bustos, expresó ayer a periodistas que el documento  fue entregado hace dos días al juez Juan Eduardo Fuentes.

“El informe detalla el tipo de lesiones que tenía el fallecido. Faltan las pericias tanatológicas y lo relacionado con el ambiente en el que fue exhumado el cadáver de Víctor Jara”, dijo Bustos.

El peritaje sería fundamental para determinar la responsabilidad del hasta ahora único procesado por la muerte de Jara, el ex conscripto José Adolfo Paredes Márquez, que tenía 18 años de edad en el momento del homicidio del folclorista.

Presunto autor material del asesinato, Paredes Márquez fue puesto en libertad bajo fianza el lunes último. En un primer momento, había admitido su participación en el crimen, pero luego se retractó.

Fuentes judiciales citadas por la prensa local señalan que el informe corrobora que el cráneo de Jara presenta distintas lesiones de bala, lo que comprobaría que no necesariamente murió por el disparo del fusil de Paredes, sino que implicaría la participación de otros agentes.

A inicios del mes en curso se informó sobre  la identificación del fusil que habría portado Paredes cuando cumplía el servicio militar.

“Es necesario saber qué tipo de balazos recibió Víctor Jara. Eso es fundamental porque el tipo de fusil que usaba José Paredes era muy fuerte y si le hubiera disparado de cerca lo habría desintegrado”, sostuvo por su parte el abogado defensor de Paredes, Hernán Montealegre.

Tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, Jara fue detenido junto con cientos de personas en el Estadio Nacional (que hoy lleva su nombre) de la capital chilena, donde fue brutalmente torturado antes de recibir 44 balazos, según informes de Derechos Humanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)