15 de abril de 2016 08:40

Cómo fue el crimen que condenó a Leslie Van Houten, la discípula de Charles Manson

Leslie Van Houten, durante el juicio por el crimen de Leno y Rosemary LaBianca en agosto de 1969. Foto. Infobae

Leslie Van Houten, durante el juicio por el crimen de Leno y Rosemary LaBianca en agosto de 1969. Foto. Infobae

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Infobae - Red de Noticias Albavisión

La asesina de Rosemary LaBianca recibiría el beneficio de la libertad condicional. Ella fue juzgada por su participación en la "familia" y en el sangriento hecho que conmovió a Estados Unidos en el verano de 1969.

"Tomé uno de los cuchillos... y comenzamos a apuñalar y cortar a la mujer". Esa fue parte de la confesión que realizó Leslie Van Houten en 1971 frente al tribunal que la juzgaba por el crimen de Rosemary LaBianca ocurrido dos años antes en su casa de Los Ángeles. Junto a ella fue también asesinado su marido, Leno, ejecutivo de un supermercado.

El dramático hecho de la madrugada del 10 de agosto de 1969 fue parte de la serie de crímenes cometidos por los miembros de la 'Familia Manson', unos jóvenes que seguían la "filosofía" de Charles Manson. "Creía que era Jesucristo", dijo durante el juicio Van Houten, quien en el momento del doble asesinato tenía 19 años. Van Houten, una bella joven con serios problemas de personalidad, una familia disuela, un aborto a los 14 años y una repentina adicción a las drogas, participó del segundo de los tres múltiples crímenes de los Manson.

Esa noche de verano en la casa de Los Feliz, una zona residencial de Los Angeles, la californiana junto a otra miembro de la 'familia' sujetaron a Rosemary mientras Charles 'Tex' Watson apuñalaba a Leno en el living del hogar. Luego, 'Tex' le daría a Leslie un cuchillo con el que apuñaló 14 veces a su víctima. "Y tomé uno de los cuchillos, y Patricia tenía otro, y comenzamos a apuñalar y cortar a la mujer".

'Patricia' es Patricia Krenwinkle, quien además del asesinato de los LaBianca había participado la noche anterior de uno de los crímenes múltiples más famosos de los Estados Unidos: el de la actriz Sharon Tate y otros cuatro huéspedes que estaban en la mansión del cineasta Roman Polanski en Los Ángeles. La sangrienta escena fue descubierta por una empleada de la familia quien encontraba cuerpos y sangre con cada paso que daba.

Al describir cómo había dado muerte a LaBianca, Van Houten señaló que su víctima había ofrecido resistencia y que en un momento determinado pidió a Patricia que fuera en busca de cuchillos y otros elementos a la cocina. Agregó que en su desesperación por salvar su vida, Rosemary había prometido no avisar a la policía. Pero mientras más veces pronunciaba la palabra "policía" más la enfurecía. Su marido ya había sido asesinado por Watson, quien esperaba el desenlace de la siguiente víctima de "la familia".

La escena del crimen resultó una pesadilla para los agentes de investigación, quienes habían visto el mismo patrón en la mansión de los Polanski horas antes. El cuerpo de Rosemary fue encontrado tendido en el suelo del living, al lado del sillón principal. Sus manos, atadas por su espalda y la cabeza cubierta con una funda de almohada. Además de los cortes de cuchillo, fue ahorcada con el cable de una lámpara que estaba aún enchufada a la corriente eléctrica.

En su abdomen podía leerse la palabra "WAR" (guerra). Igual inscripción fue hecha sobre el cuerpo Leno. Cerca de sus ombligos tenían clavado un tenedor, el que fuera utilizado para escribir en su piel. Luego, con la sangre de las víctimas, los miembros de la "Familia Manson" escribirían consignas en las paredes. "DEATH TO PIGS" ("muerte a los cerdos") y "HEALTER SKELTER", una referencia mal escrita a la canción de The Beatles, banda musical en la cual decían inspirarse por mandato de Manson.

Durante el juicio el defensor de los asesinos intentó convencer al jurado con un argumento absurdo: "Si creen que estas mujeres y el señor Watson eran extensiones del señor Manson -sus piernas y brazos-, si creen que eran robots, no pueden ser encontrados culpables de asesinato premeditado", expresó Maxwell Keith.

Los miembros del jurado no hicieron caso de esa teoría. En tanto, Leslie continuaba "hiptonizada" por Manson. Al día siguiente que este se incribiera una cruz esvástica en su rostro, ella se hizo un corte con forma de cruz en su frente.

Van Houten fue sentenciada a muerte. Pero finalmente, la condena fue modificada y recibió la pena de prisión perpetua. Durante su estadía entre rejas, estudió y fue una interna "ejemplar", según los reportes oficiales. Es por eso que, después de que se le negara en 14 oportunidades, ahora un tribunal recomendó su libertad condicional.

Cory LaBianca, hija de Leno e hijastra de Rosemary, se mostró en contra. "Quizás Leslie Van Houten haya sido una prisionera modelo. Pero, ¿sabés qué? Todavía sufrimos nuestra pérdida. Mi padre nunca gozará de libertad condicional. A mi madrastra nunca le devolverán su vida", señaló en diálogo con Los Angeles Times. Cory pidió al gobernador Jerry Brown impedir que la asesina sea libre nuevamente. "No es venganza. Es justo para alguien que hizo eso permanecer en prisión".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)