2 de December de 2009 00:00

Yo creo en el blog, pero el libro no desaparecerá: Pedro Mairal

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

El reconocido escritor argentino participó, hace pocos días, en la Feria del Libro 2009. Ha publicado novela, cuento y poesía. Mantiene un blog en Internet.

Se encuentra sentado frente a un computador, en el vestíbulo  del hotel donde se hospeda. Ante la pantalla, Pedro Mairal parece convertirse en El señor de abajo: así se titula el blog que mantiene en la web. Allí escribe como su nombre o como Adriana,  o bajo seudónimos.

“Cuando empiezo sentir que soy encasillado, me invento un seudónimo. Es como disfrazarse de algo para escapar de prisión y cuando me vuelven a agarrar, me convierto en otra cosa”, dice, con su acento bonaerense.

¿Por qué el escritor actual está ligado al computador, al ciberespacio?

Hay un cambio de paradigma, Internet o las nuevas tecnologías están tomando la literatura y ella esta aprovechándolas. Los textos son breves porque cansa leer en pantalla y son muy ‘linkeados’ entre sí; es una red de textos, es una especie de escritura colectiva. Además, la recepción llega enseguida. Antes publicabas un libro de poemas y, quizá, desde que escribías hasta que alguien te leía pasaban cinco o 10  años, tenías unos 200 lectores. Ahora, yo pongo un texto en mi blog y lo leen al día 500 personas. Es una circulación y una
inmediatez de lectores que no se puede desaprovechar.



Hoja de vida
Pedro Mairal
Nace el 27 de septiembre de 1970 en la ciudad de Buenos Aires.
En 1998 recibe el Premio Clarín de Novela por ‘Una noche con Sabrina Love’. El jurado: Augusto Roa Bastos, Adolfo Bioy C. y Guillermo Cabrera Infante.
En 2000 estrena un filme basado en su novela; lo dirige Alejandro Agresti.¿Esto deja al libro en el pasado, en la tradición?

En otra velocidad, en otra frecuencia. La lectura  en profundidad, serena, sin ansiedad, la lectura ‘unplugged’ es para el libro en papel. No me cierra la idea de un libro electrónico, porque si tienes tantos textos de la literatura universal en un mismo soporte, vas a hacer ‘zapping’: Te resulta difícil entrar en ‘La guerra y la paz’ y pasas a ‘En busca del tiempo perdido’, como es muy largo, te vas al ‘Ulises’, de Joyce, y así…

Entonces, el libro en papel no resulta atemporal…

Para nada, me parece que es un invento más perfecto que el electrónico. No se le acaban las pilas, se cae y no se rompe, no hay que enchufarlo, no te lo quieren robar (ríe). El libro en papel no va a morir, es una lectura sin ruido. (Mairal empezó a escribir a los 19 años, siempre en computadora, narrativa en sus inicios. Desde 2005, lo hace “en banda ancha”, publicando sus pornosonetos en la red y firmándolos con sus álter egos. “Son personajes creados para decir cosas que yo, con mi propio nombre, no diría. Es una liberación muy grande, salir de tu persona, de tu género, de tu sexualidad, de todos los condicionamientos”).

¿Por qué a la literatura se la percibe revestida de solemnidad?

Puede serlo. Me gustan los escritores que rompieron con eso: Julio Cortázar, Oliverio Girondo, quienes tomaron a la literatura por asalto y le metieron humor, le buscaron la parte más viva. La solemnidad momifica todo lo que toca y yo no soporto eso.



Asumo la sentencia
de Arlt: hay que escribir en orgullosa soledad
Pedro Mairal
Autor argentinoEn un mundo plagado de imágenes, ¿cómo encontrar aquella que le lleva a escribir algo sustancial?

Lo interesante es hablar de esa saturación, quitarle el volumen a la TV y ponerle una voz en ‘off’. En medio del ruido y la furia puede haber una  especie de silencio. Es difícil elegir lo
interesante para contar  dónde hay una historia. Es muy personal, es la mirada de cada uno. A mí me gusta lo que la cámara dejó fuera de cuadro.  La diferencia está entre ver la TV o salir a la calle, la realidad  tiene una textura distinta. Hay que  borrarse la TV mental,  hay que mirar lo que no mostraría el canal de turismo.

¿Cómo escribir en medio de la simultaneidad que ofrecen las nuevas tecnologías?

Hay algo muy raro en escribir con la computadora enchufada a Internet, es un bombardeo de cosas. Antes, el escritor tenía una máquina de escribir; ahora, ella se convirtió en correo, en pornografía, en TV, en música, en todo lo que es una ‘laptop’. ¿Cómo se escribe sin chequear los ‘mails’ tres veces por minuto, cuando todo se abre y aparecen las ex novias en el chat? La verdad, no lo sé. La realidad viene cortadita en muchas, que tienes que aprender  de golpe, o sea que tu capacidad de atención es cada vez mas corta. La vida viene hecha ‘zapping’.
En esa dinámica, ¿la escritura todavía es un ejercicio solitario?

Con la idea de la constelación de blogs y la escritura colectiva hay una sensación de comunidad virtual. Alguien escribe y luego la gente comenta, la redacción es interactiva;  los textos ‘on line’ se van armando y se entretejen. Escribir un libro sigue siendo una tarea solitaria, como decía Arlt: “Se escribe en orgullosa soledad”. Siempre me gustó esa orgullosa soledad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)