9 de July de 2009 00:00

‘Nosotros creemos en los procesos’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Deportes

En la oficina de Rodrigo Paz, ubicada en la calle Robles y av. Amazonas en Quito, las horas previas a la final de la Recopa se vivieron con intensidad. Los teléfonos suenan  de forma continua y los asistentes del directivo se multiplicaban para contestar las llamadas.

El ritual es similar en las jornadas previas a los partidos decisivos que ha jugado Liga en los últimos años. Embajadores, socios comerciales, amigos, conocidos...  Todos llaman continuamente al hombre fuerte de la ‘U’ para solicitar ‘entraditas’ para el partido.

Dentro de su despacho Paz se da tiempo para atender las llamadas, saludar a los conocidos y pactar partidos de póquer para el fin de semana. En su oficina predominan las fotografías familiares de su esposa Cecilia y de sus hijos Gloria y Esteban.

Pese a la vorágine de actividades y las múltiples llamadas, Paz hace una pausa para conversar con este Diario. Ahora aparece poco en los medios y ha cedido el protagonismo a su hijo Esteban, Sin embargo, su influencia en el manejo del equipo aún es fuerte. 

Hoy, en la antesala de una nueva final internacional, el directivo comparte sus recetas para descifrar el éxito de los albos.



Esta tercera final de un torneo internacional es un premio a todo lo que ha construido LigaEn diciembre, tras ganar la Libertadores y ser finalista del mundo, decidió retirarse, de forma progresiva, de la dirigencia. ¿Se acostumbró a mirar los toros de  lejos?

Todavía sigo participando de las decisiones, sobre todo en la Comisión Económica que está a cargo de José ‘Pepe’ Morillo. Pero se implantó un nuevo modelo con Esteban Paz, como presidente de la Comisión Ejecutiva y de Mercadeo. Liga mezcla la juventud de Esteban y Felipe Yerovi con la experiencia de gente como Patricio Torres, Hugo Mantilla, José Gordillo... Hasta el momento, funciona perfecto el modelo.   

Usted estuvo 50 años al frente del equipo y esta es su tercera final internacional. ¿Hay ansiedad antes del partido o con el tiempo las cosas se miran con calma?

Los años le dan más tranquilidad. Ahora trato de alejarme de la pasión del fútbol, lo vivo más pausado, más reflexivo. Esta tercera final es un premio a   lo que hizo Liga, a lo que se ha construido en este tiempo. Recuerdo que cuando el equipo entró al profesionalismo teníamos 20 hinchas y ahora  disputamos la final de la Recopa, alcanzamos una Libertadores y fuimos finalistas del  mundo.



Liga tenía 20 hinchas cuando se fundó. Ahora es  la segunda hinchada más grande del país¿Existe una clave para el éxito? ¿Por qué solo Liga ha podido llegar a ese nivel?

Es como en el aspecto empresarial: hay empresas buenas y otras malas,  en el fútbol hay equipos buenos y hay equipos malos. Todo depende de la conducción, de la administración del equipo.

Entonces ¿el papel del directivo es fundamental?

Es definitivo. En Liga desde siempre hubo un modelo de gestión, una forma de trabajar con amor, con sacrificio, sin tomar al equipo como una plataforma para lograr otras cosas. Aprendí de grandes hombres como Edmundo Ribadeneira, Enrique Martínez, Manuel Naranjo... Ellos me enseñaron a hacer dirigencia con cariño. Yo les enseñé a las generaciones que vinieron después



En el primer semestre tuvimos un bajón. Los refuerzos que trajimos aportaron calidad¿El éxito de hoy es mezclar experiencia y juventud?

Es igual que el fútbol. Uno   no puede ganar un partido solo con jugadores experimentados o con jugadores novatos. Es la mezcla. En Liga, los jóvenes como Esteban Paz y Felipe Yerovi han ido ocupando las posiciones de la gente que ha salido. Pero se mantiene gente como Alfonso Rodríguez, Raúl Baca y yo, los cuales, básicamente, aportamos experiencia y consejos para manejar el club.

Los jóvenes dirigentes han explotado bien los éxitos de Liga en la última década. Han vendido bien la imagen del equipo...

Hemos explotado muy bien el mercadeo de la mano de Esteban Paz y todo su equipo. Pero para vender bien, se necesita conseguir triunfos deportivos y nosotros los hemos tenido. A partir de eso, hemos vendido bien la publicidad del equipo, aparecieron campañas como el Superhincha, se ganó nueva hinchada  dejando que los niños ingresen gratis.

Desde1997, el equipo de fútbol es manejado por una comisión paralela a la directiva.  Este año, equipos  como Emelec han adaptado un patrón  similar. ¿Resulta más conveniente este modelo?

A nosotros nos ha resultado bien. La Comisión construyó un estadio que no le costó nada a Liga. Recibimos el equipo con seis jugadores como único patrimonio y los pases de todos estaban prendados en un banco. Nos tocó trabajar, aportar y ahora tenemos una organización en divisiones inferiores, jugadores propios, un complejo que es la envidia de quien lo visita. Me parece que el modelo de gestión es bueno.

El año pasado lograron la Copa y la final del Mundial Interclubes. Pero este año fracasaron en la Libertadores y la hinchada los criticó por no haber invertido en un gran equipo...

Hay que reconocer que tuvimos un bajón. A Jorge Fossati le tomó tiempo encontrar el equipo ideal. En su tiempo a Edgardo Bauza también le costó, pero tuvimos paciencia. Nos fue mal en la Copa y decidimos invertir y traer a jugadores como Enrique Vera, Ulises de la Cruz y Christian Lara, que ya han triunfado en el equipo.

¿Cómo asumieron el fracaso del primer semestre?

Reconociendo que hubo un bajón y actuando sobre la marcha. Trajimos los refuerzos e inmediatamente empezaron a rendir. En la primera final de la Recopa, Vera levantó al equipo y Lara y de la Cruz aportaron. Con todo lo que hemos logrado, ahora solo podemos traer jugadores probados.

Con el apoyo de esos jugadores están a punto de levantar una nueva copa. ¿Liga encontró la receta para lograr copas internacionales?

Conocemos el camino. Antes de ganar la Libertadores, estuvimos en cuartos de final, goleamos a grandes equipos brasileños, fuimos semifinalistas de la Sudamericana. Siempre estuvimos cerca, porque fuimos pacientes. En Liga siempre creemos en los procesos.

Eso se evidencia en la paciencia que tuvieron a Bauza.

Sí y logró el título. Este año también con Fossati. Le tomó tiempo encontrar al equipo, pero lo logró y mire ahora el equipo está peleando por lograr la Recopa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)