2 de abril de 2015 20:20

Nuevos créditos hipotecarios aplican para viviendas nuevas y construcción

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 42
Triste 9
Indiferente 11
Sorprendido 22
Contento 141
Mónica Orozco
Coordinadora.

La política de créditos para viviendas de entre USD 40 000 y 70 000, con bajo interés, lanzado el miércoles por el Gobierno, aplica para la compra de casa terminada y también para construcción de viviendas. Así consta en la Resolución 045-2015-F de la Junta Reguladora Financiera, que detalla las condiciones del programa.

La banca privada deberá entregar los préstamos a una tasa del 4,99%, a más de 20 años plazo y con el 5% de cuota de entrada. Antes de la medida, estas entidades otorgaban este producto al 10 y 12%, un plazo de 15 años y 30% de entrada.

El documento señala que los créditos son para vivienda única. Esto significa que solo podrá adquirir una unidad habitacional en esas condiciones, según el ministro de la Política Económica, Patricio Rivera.

La unidad habitacional deberá ser de primer uso, por lo que no aplica el crédito para remodelación o ampliación. Los bancos que deberán acatar la medida de manera obligatoria son: Bolivariano, Rumiñahui, Guayaquil, Internacional, Loja, Pacífico, Pichincha y Produbanco, que tienen 90 días para aplicar la medida. El resto de bancos podrá acogerse voluntariamente.

Mutualista Pichincha se acogerá voluntariamente. René Cordero, gerente general de la entidad, comentó, que el segmento al que va dirigida la medida (hasta USD 70 000) generalmente compra vivienda terminada. Un 50% del total de la oferta de la Mutualista, como promotor inmobiliario, está concentrado en ese segmento.

Cordero también explicó que los incentivos se aplicarán solo para créditos nuevos. “Si ya tiene el crédito aprobado para comprar una vivienda de USD 70 000, que cumple con las características del programa, se le puede reconsiderar, pero eso ya depende de la política de cada institución”.

Esto también dependerá de en qué punto esté el crédito; es decir, si ya se ha desembolsado algo o si hay algún compromiso con el constructor, entre otros.

El miércoles pasado, Rivera explicó que quien adquiera una vivienda de USD 70 000, por ejemplo, terminará pagando USD 110 780 con las nuevas condiciones del crédito, sumado intereses. Esto significa USD 51 344 menos que lo que habría cancelado con las condiciones anteriores. La cuota mensual baja de USD 675 a 462.

Cornelio Montalvo, director del Negocio Financiero de Mutualista Pichincha, dijo que se adherirán porque “el esquema gubernamental contempla un mecanismo de compensación a la tasa de interés que antes no existía y que permite reducir la tasa a esos niveles”.

Efectivamente, con la resolución la Junta se crea un fideicomiso, con aportes del Banco Central del Ecuador (BCE) y de la banca pública, que podrá invertir en otros fideicomisos para comprar parte de la cartera de vivienda de interés público.

“Es una figura técnica: Nosotros titularizamos la cartera de crédito y el BCE, a través de un fideicomiso, nos va a comprar parte de esa cartera y, así, nos da liquidez (recursos). Con eso recuperamos ese margen financiero que estamos perdiendo al otorgar créditos al 4,99% porque nuestro costo es mucho más alto”, dijo Cordero.

En otras palabras, indica, la tasa del 4,99% es subsidiada por un programa con el BCE.

Para César Robalino, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ABPE), es fundamental la creación de ese mecanismo, pero aún esperan conocer los detalles de cómo funcionará.

No obstante, Robalino fue enfático en señalar que sin subsidio la banca privada no puede ofrecer una tasa para hipotecarios del 4,99%.

La meta que deberán cumplir los bancos privados, según dijo Rivera, es de USD 85,6 millones en tres meses y 420 millones en un año, pero serán evaluadas periódicamente. Consultado sobre qué acciones tomará la Junta si la meta no se cumple, Rivera se limitó a decir que es alcanzable.

La Junta Reguladora también emitió una normativa donde establece el mecanismo para calcular las metas de colocación de hipotecarios de cada una de las entidades.

La banca privada tiene actualmente una participación del 24% en el mercado hipotecario. El Biess es el principal actor y se lleva el 66%.

Robalino consideró que la participación del sector privado se mantendrá por la decisión del Biess de bajar el interés del 8,5 al 6% y financiar el 100% del costo de la vivienda.

Mutualista Pichincha es optimista de que el programa contribuya a aumentar sus metas de colocación este año. Antes de la medida, la meta era mantener una participación del 12,5% del mercado de hipotecarios entre las entidades privadas, esto es, unos USD 100 millones. Ahora cree que aumentar estas metas dependerá la oferta inmobiliaria.

Para Jaime Rumbea, director de la Asociación de Promotores de Vivienda del Ecuador (Apive), los anuncios generan gran expectativa y son un incentivo para levantar viviendas contempladas en el programa.

Espera que contribuyan a que el sector pueda crecer 10% este año, ya que el 2014 se desaceleró y solo alcanzó el 5%.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (98)
No (12)