18 de December de 2009 00:00

Crear comisiones ad hoc abona a la crisis institucional

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Wilfrido Lucero fue legislador durante 20 años y presidente del Congreso en tres ocasiones

Redacción Política

Durante los últimos tres años, la conformación de comisiones por fuera de los órganos regulares de control y fiscalización ha sido recurrente. ¿Qué ocurre con la institucionalidad?

El Ecuador sufre un gravísimo problema de desinstitucionalización. Lo arrastramos durante años pero no hay la voluntad de solucionarlo. Ahora tiene caracteres alarmantes. No tenemos una Corte Suprema de Justicia, como lo manda la Constitución. Lo inaudito es que unos ciudadanos se hayan autoproclamado integrantes de la Corte Constitucional sin que nadie lo haya determinado, eso es un delito. 

¿Qué consecuencias trae esta crisis? ¿Las comisiones compensan ese vacío?

Un país sin instituciones organizadas no progresa. Parece que el Gobierno, consciente o inconscientemente, se ha dado cuenta que las instituciones que tenemos no tienen credibilidad por eso crea comisiones ad hoc para encargar asuntos que debieran ser tratados por instancias contempladas en la Constitución.

¿Por qué está aquí?
Su experiencia. Fue legislador durante 20 años. Se desempeñó como presidente del Congreso en tres ocasiones. Fue miembro fundador y presidente del partido Democracia Popular.     
Su punto de vista. Afirma que la creación de comisiones ahonda la crisis institucional en el país por conformar un estado paralelo.

¿Hay inestabilidad?

Se ha creado un estado paralelo. No creemos en el Ministerio Público y por eso hacemos una Comisión que investiga los casos de Angostura. No creemos en la Función Judicial y creamos otra comisión que investigue actos de violación de Derechos Humanos...

Entonces, el Presidente gana protagonismo político

Parece que ha habido esa intención por parte del Gobierno. Se piensa que los informes de esas comisiones deben satisfacer intereses políticos de ciertos grupos. ¿Para qué están constituidas las instancias y autoridades determinados por la Constitución?

¿Las comisiones han logrado sus objetivos?

Las principales no han descubierto nada nuevo. No hay un gran aporte que justifique ciertos gastos. Más bien, deja mucho que desear lo que han logrado en algunas de ellas. De hecho, el mismo coordinador del caso Angostura (Francisco Huerta) dijo que no era exacto lo que consignaron en el informe de ese caso. Esas comisiones obedecen a fines electoralistas, demagógicos, a la intención de tapar algunos problemas que no querían descubrirlos.

¿Por qué dice eso, qué problemas se han ocultado?

Surge una duda en el caso de Angostura. Mi interrogante es ¿por qué no se dejó que los organismos de la Policía continúen con la investigación? Quizá por la participación de algunos funcionarios del Gobierno en las FARC. Se desmantelaron esos organismos, se persiguió a los oficiales que  investigaban. Se quiso colocar una cortina de humo.

Incluso, los gastos  de las comisiones aún no se auditan por completo...

El problema de los recursos es grave. Nos hemos acostumbrado al despilfarro, especialmente en este Gobierno.

¿Cómo era la conformación de comisiones en gobiernos anteriores?

Se los creaba en circunstancias excepcionales. Las que yo recuerdo fue la de la desaparición de los hermanos Restrepo y la de investigación de la muerte de Jaime Hurtado. Hay que recordar que el Congreso es un organismo que, por mandato, debe trabajar en fiscalizar a los poderes del Estado y al Ejecutivo, en particular. Eso no se ha cumplido en casi tres años de gestión y, según mi opinión, eso se debe a que no tiene la independencia, algo peligroso.

¿Por qué?

No hay quién audite nada. ¿Cuántas denuncias se han presentado? ¿Qué han hecho respecto a temas de fiscalización? Nada. Si la Asamblea cumpliría su labor, probablemente no necesitaríamos que se conformen ciertas comisiones para investigar.

¿Qué deja como conclusión esta forma de gobernar?

Lamentablemente, la conclusión es alarmante porque quiere decir que ni el Estado paralelo funciona. Creo que el país debe preocuparse mucho de la institucionalidad que ya no existe.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)