22 de julio de 2014 00:05

Los couriers notifican de los cambios al sistema 4x4

La nueva tasa al 4x4 preocupa a usuarios y courier. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

La nueva tasa al 4x4 preocupa a usuarios y courier. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 179
Triste 5
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 0
Carolina Enríquez. Redactora.
cenriquez@elcomercio.com

Las empresas de Courier empezaron a llamar a sus clientes para que traigan la mercadería comprada vía Internet y que está en casilleros en el exterior.

Lo anterior responde a la información que está circulando desde el fin de semana pasado sobre una modificación a la normativa 4x4, que permite importar, libre de impuestos, paquetes de hasta cuatro kilos y hasta USD 400, a través de correos rápidos o couriers.

El pasado viernes, el presidente de la Asociación de Industrias Textiles del Ecuador (AITE), Javier Díaz, indicó que el Comité de Comercio Exterior (Comex), había definido que las importaciones a través del 4x4 pagarán una tasa de USD 42 y que el comprador tendrá un cupo anual de USD 1 200, que podrá repartirlo en un total de cinco envíos.

Esto fue confirmado ayer por el ministro de Industrias, Ramiro González, en una entrevista radial. El funcionario agregó que quedarían fuera de esta medida las compras de medicamentos y libros.

Esto último se definiría como parte de una serie de ajustes a la resolución que prepara el Comex. Luego, será publicada en el Registro Oficial.

Hasta la tarde de ayer, el documento no había sido remitido. Sin embargo, el courier Ultrabox ya notificó a sus clientes que vacíen sus casilleros, ya que no se conoce cuándo empezará a regir la nueva resolución del Comex.

“Les hemos dado el beneficio a los clientes de acumular paquetes de diferentes tiendas y hacer uno solo para mejorar el precio del envío. Pero ahora les pedimos, vía telefónica, que evacúen todas sus casillas”, dijo Ximena Cevallos, titular de la firma de correo en el país.

Ante el costo que representará para los clientes, Cevallos cree que ellos dejarán de comprar en el extranjero. Esto será un perjuicio para empresas como la que representa, que se dedican casi de forma exclusiva a esta actividad.

Una posición similar la tiene David Ordóñez, propietario del courier Melquisidec, para quien el traslado de paquetes por compras vía Internet representa casi la totalidad de los servicios de su negocio.

“Nadie va a comprar. Tendríamos un 90% menos de ingresos porque nos dedicamos casi exclusivamente a traer productos de casilleros postales (...) esto implicaría cerrar”.

Esta empresa todavía no ha notificado a sus clientes sobre las acciones a tomar frente a los anuncios realizados. Esperarán que se emita la resolución en el Registro Oficial y, tras ello, dirigirse a quien maneje el área de couriers en Aduana para entender los nuevos procedimientos de importación.

Apenas conocieron de la modificación de la norma, los clientes de esta firma comenzaron a llamar a sus oficinas para conocer qué pueden hacer. Les han indicado que se remitan a la información de prensa, mientras se hace oficial el tema.

Otro courier, que prefirió la reserva, indicó que envió información a sus clientes la mañana de ayer indicándoles, al igual que otras firmas, que traigan a la brevedad todo lo que tengan en sus casilleros.

De igual manera, en un correo remitido a los socios de Pacific Box, la empresa notificó ayer a sus clientes, con base en información de medios de comunicación, que despachen a la brevedad toda la mercadería que se encuentre en sus oficinas ubicadas en Miami.

A clientes como David L., quien ha hecho compras a través del mecanismo, la medida afecta a los usuarios porque ya no podrán traer productos de marca a un mejor precio.

“Yo he traído zapatos a USD 60, cuando aquí cuestan como USD 120 o 130. Es fácil y rápido. Además, hay diseños tanto de ropa como de zapatos que aquí no se encuentran”.

Las empresas de courier reconocen que las compras de ropa, zapatos y tecnología representan hasta el 80% de los productos que se traen bajo el sistema 4x4. Mientras que Javier Díaz, de la AITE, indicó que el 60% del total de importaciones por esta vía corresponden a prendas de vestir.

Díaz ha asegurado que en el país existen prendas de calidad y que el Gobierno, creador de la norma, debe regular este sistema debido a los abusos que se han dado. Algo que sirve para temas personales se ha usado para fines comerciales, dijo.

El empresario asegura que, incluso, se han creado pequeñas boutiques que se han aprovechado para vender vía Internet. Hay cosas que se venden hasta desde la casa.

De hecho, a mediados del semestre, el ministro González ya había indicado que la norma ya no estaba funcionando y que era necesario analizarla.

Una de las razones estaría en el contrabando, al traer artículos para comercializarlos sin pagar aranceles ni impuestos.
Para Ximena Cevallos, de Ultrabox, modificar la norma no es una solución al tema.

“En la Aduana todas las declaraciones se hacen con número de cédula del cliente. Por ende, el Gobierno sabe exactamente cuántas veces ha importado el cliente y qué ha comprado. Las declaraciones se hacen con total detalle, por ejemplo, ocho piezas de ropa, un par de zapatos, una tablet. Se sabe qué trae, quién lo hace y con qué frecuencia”, dijo.

Otras empresas de courier, en ocasiones anteriores, también habían comentado que manejaban sus propios programas para determinar quién estaba dando mal uso al sistema.

Por ejemplo, Melquisidec aplicó el programa “Conoce a tu cliente”. Ellos hacen perfiles de las personas que pudiera traer paquetes para comercialización. Si detectan una irregularidad, inmediatamente dejan de ofrecer el servicio. Otras hacen llamados de atención a la gente en estos casos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)