10 de marzo de 2018 00:00

Cotopaxi promueve las travesías rurales a pie y en bicicleta

Los aventureros arriban hasta la cima de la montaña El Corazón. Foto cortesía Club de montañismo ESPE Latacunga / EL COMERCIO

Los aventureros arriban hasta la cima de la montaña El Corazón. Foto cortesía Club de montañismo ESPE Latacunga / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Fabián Maisanche
Redactor (I)
fmaisanche@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los cotopaxenses son aficionados a la práctica del senderismo y al ciclismo. La geografía de la provincia, caracterizada por montañas, ríos y valles, facilita ambas actividades.

En la travesía, los aventureros observan una parte de la Avenida de los Volcanes, pasan por lagunas, pueden conocer las artesanías y disfrutar de la gastronomía típica de las comunidades y del subtrópico de la provincia.

Aunque hay rutas definidas dentro del Parque Nacional Cotopaxi y de los Illinizas, se crearon otras para recorrer y conocer los alrededores de Latacunga, Pujilí, Saquisilí y La Maná (ver mapa).

Estos cantones están rodeados por cerros, atravesados por caminos de tercer orden y chaquiñanes, por donde se llega a varias comunidades que se dedican a la agricultura, ganadería y artesanía.

Uno de los promotores del uso del ‘caballito de acero’ en Latacunga es John Fierro. El carchense, de 45 años, formó el club Chiva, que promueve los ciclopaseos nocturnos, los martes y jueves, desde el 2017.

Otras iniciativas son los viajes a las zonas rurales. A estas actividades asisten entre 50 y 200 personas, y duran entre tres y cinco horas.

Fierro explica que los martes son denominados ‘lobos’ y es para ciclistas que pueden resistir largas travesías. Los jueves son para las familias.

En este caso, “no hay rutas establecidas y es poco probable que se repitan en el mes. Los encargados de trazar el trayecto brindan refrigerios al cumplir la actividad en los barrios o en las casas adonde llegan”, indica Fierro.

Las rutas de los sábados duran hasta cinco horas. Desde la sede de Chiva, en el centro norte de Latacunga, se dirigen hasta las zonas elevadas de Santa Ana, Putzalagua, Palopo, Aláquez, Tilipulo, Salache y otras. “Los viajes ayudan a fortalecer los lazos familiares y el trabajo en equipo. Hay un buen grupo de niños y jóvenes a quienes les gusta hacer ciclismo”, manifiesta Fierro.

En el cantón La Maná se realiza el ciclismo desde el centro del cantón hasta las siete cascadas de Zapanal.

El trayecto está conformado por vías de lastre, chaquiñanes y se circula por los puentes colgantes de la zona.

En los 25 kilómetros de recorrido aparecen los recintos donde se elabora el café de aroma, se cosecha el plátano y se puede utilizar el columpio de la familia Gutiérrez, parecido al de la Casa del Árbol de la ciudad de Baños de Agua Santa, pero este se mece sobre un río.

“Hay lugares fantásticos en La Maná para hacer ciclismo. Estamos promoviendo estas iniciativas para reactivar el turismo en el cantón”, indica el guía naturalista Javier Apolo.

Los senderos en Cotopaxi

Latacunga, Pujilí y Salcedo cuentan con zonas montañosas para el senderismo. El club de montañismo de la Universidad de las Fuerzas Armadas extensión Latacunga es uno de los promotores. El colectivo está integrado por unos 20 jóvenes del centro de estudios y otros aventureros.

El estudiante David Iturralde comenta que el cerro Putzalagua, la cara sur del Cotopaxi, El Corazón y las montañas de la parroquia Zumbahua (Pujilí) son sitios óptimos para la práctica del trekking.

En esta última zona indígena hay paredes de escalada denominadas Cocha Uma. Las comunidades de la zona ofertan la movilización y el guía naturalista. Para llegar a la zona se debe caminar por chaquiñanes o caminos trazados por los lugareños.

Otras rutas que se promueven son la Chugchilán-Quilotoa, Sigchos-Insiliví y la Insiliví-Chugchilán. En el trayecto se divisan paisajes andinos, aves, mariposas y animales de pastoreo. El guía Fernando Iza asegura que el turista extranjero es el que se motiva a realizar estas caminatas de tres a cinco horas. “Hay operadoras que comenzaron a ofertar estas travesías. Estas rutas no son técnicas, pero sí de resistencia”.

No olvidar

En Latacunga, Saquisilí y Pujilí se tiene de 8 a 20 grados centígrados. La Maná registra una temperatura de 24°C.
El ascenso promedio en bicicleta se hace desde los 2 750 metros sobre el nivel del mar, hasta los 3 520 metros.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (0)