24 de November de 2009 00:00

El costo del pasaje subió en Ambato

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra Centro

Mireya Castillo se negó ayer a pagar USD 0,25, por el pasaje de transporte urbano. Esta comerciante vive en el sector Huachi Chico, una de las zonas más distantes de Ambato. Se encuentra junto a la vía que comunica a esta ciudad con Riobamba. A las 06:45 se subió a un bus de la cooperativa Unión.

Cuando pagó con una moneda de USD 0,25, el ayudante del chofer no le dio el vuelto. “Deme los USD 0,07. El pasaje solo cuesta USD 0,18”, reclamó.

Sin embargo, el ayudante le informó que desde ayer los transportistas decidieron subir el pasaje. “Solo cumplimos con disposiciones de los dueños, señora. Siga, siga”, le respondió con gritos.
Eso indignó a Castillo. En la parada de bus ubicada en el parque 12 de Noviembre, en el centro de Ambato, buscó a un policía para presentar una queja.

“El chofer es un grosero. El servicio es malo y quieren cobrar más. No sabía que el pasaje costaba desde ahora USD 0,25”.

Al igual que Castillo, decenas de comerciantes, profesores, estudiantes, campesinos que viven en las parroquias rurales... reclamaron a los transportistas por el incremento del pasaje.

En el parque 12 de Noviembre se registró el mayor número de quejas. A esta parada llegan los buses que transportan a la gente desde la zonas sur y norte hasta el centro. Es la más concurrida.

“Las rutas son cortas. No se justifica el incremento del pasaje. La ciudad es pequeña”, expresó el obrero Kléver Manosalvas.

Juan Salas, quien vive en el barrio Letamendi, comentó que a diario se sube a cinco buses. “Me dedico a vender zapatos. Este incremento afecta mucho a mi bolsillo”, señaló preocupado.

En el parque también se congregaron los propietarios de los 439 buses de las cinco cooperativas que circulan en la ciudad.  Estas movilizan a diario a unas 174 800 personas.
 
“Cada día invierto USD 38 en diésel y obtengo USD 36 por el cobro de pasajes. La ganancia es muy poca”, contó un chofer que prefirió no  identificarse.

A las 08:30, los dirigentes asistieron a una reunión urgente convocada por el gobernador de Tungurahua, Juan Francisco Mora.

La cita se desarrolló en la oficina de Mora. Asistieron 14 representantes de la Unión de Transporte Urbano de Tungurahua.

Además, estuvo el edil Patricio Mosquera, presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte del Municipio, y el director de la Unidad Municipal de Transporte, Trajano Sánchez.

Manuel Zamora, presidente de la Unión de Transporte, explicó que en 2007 el Consejo Nacional de Tránsito estableció que la tarifa para los buses especiales es de USD 0,25.

Agregó que  estos  vehículos  fueron adquiridos en los últimos 12 años. Según Zamora, de los 439 buses 399 cumplen con esta característica. “Solo pedimos a las autoridades que se cumpla lo establecido en la Ley”.
 
César Martínez, presidente de la Corporación de Cooperativas de Transporte de Tungurahua, acotó que los precios de  llantas, aceite y repuestos se han incrementado en los últimos años. “Antes una llanta de bus costaba entre USD 200 y USD 300. Ahora cuesta USD 600”.

En la reunión, los dirigentes se quejaron que desde hace 100 días el Concejo Cantonal no debate el incremento de los pasajes.

En agosto pasado, los ediles ya aprobaron el alza, pero por las protestas que organizaron los estudiantes se decidió realizar un estudio socioeconómico para determinar cómo afecta al usuario el alza del pasaje.

Trajano Sánchez, director de la Unidad Municipal de Transporte, detalló que el año pasado el Ejecutivo emitió un Decreto que establece que en los buses que están en las categorías de transporte popular y especial se  debe cobrar una tarifa única.

Este precio debe ser fijado  por los municipios. En el caso de Ambato, aún no se define. El Concejo Cantonal  debate el tema hoy, desde las 08:00 .

Asistirán los dirigentes de la transportación urbana. También se difundirán los resultados del estudio socioeconómico.

Detalles del estudio

El análisis socioeconómico para saber cómo afectará el incremento del pasaje al usuario fue realizado por la consultora ambateña Corporación Educativa América.

Se encuestó a más de 850 personas que viven en los barrios Ingahurco, Letamendi, Atocha, La Joya, Parque Industrial y otras zonas de la urbe.

El problema por el alza de los pasajes se inició hace dos años. En este tiempo, los transportistas han suspendido el servicio varias veces, como protesta. 


Punto de vista

Jacinto Mayorga/ Usuario

‘El impacto del alza es fuerte’ 

Vivo en Riobamba y trabajo en Ambato, en una empresa constructora que está  en la vía Ambato-Quito. Para llegar a este lugar debo quedarme en Huachi, en el  sur, donde paran los buses interprovinciales.

Allí tomo un bus para llegar al centro. Y en este lugar me subo a otro para llegar a la empresa. Diariamente invierto USD 2,72.

Es preocupante si suben los pasajes a USD 0,25. Soy padre de dos hijos. Hay muchos gastos que pagar en la casa.

El servicio no es bueno. Los choferes no respetan las paradas. Los robos de carteras y celulares son el pan de cada día. A las 07:00, los buses van repletos.

No es justo que de un día para otro los transportistas decidan subir la tarifa. Este problema debe terminar de una vez.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)