7 de November de 2009 00:00

La costanera se llena de casas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Manta
manta@elcomercio.com 

El desarrollo inmobiliario de Manta  ancló al sur del puerto manabita desde hace seis años.



Agua potable sí hay
 
135 hectáreas  de tierras se han urbanizado desde hace siete años al sureste de Manta. La dotación de agua potable está garantizada a través del acueducto Manta-San Mateo. El líquido proviene de la planta de tratamiento El Ceibal, ubicada en Rocafuerte.
  
 Los clientes se  reparten entre inmigrantes manabitas que viven en EE.UU., Venezuela, España, Italia y Francia. También hay ciudadanos rusos, alemanes y portugueses. A ellos se suman los inversionistas quiteños.

La vía costanera, en el tramo Manta-Puerto Cayo,  es el sitio  más cotizado para urbanizar.

En la actualidad,   desde el redondel de la Universidad Eloy Alfaro con dirección a San Mateo, tramo 1 de la vía costanera,  se alzan cinco proyectos habitacionales. Son urbanizaciones  dirigidas a los estratos de mediano y alto poder adquisitivo.

El conjunto  habitacional Villa Real  pone en escena, en la primera fase, 210 casas. Son  de hormigón armado. Hay casas de 108 m² (USD 74 060) y de 176 m² (USD 99 400).

El plan se desarrolla en 12 de las 25  hectáreas programadas.  Según el proyectista Gonzalo Escobar, “la gente quiere estar cerca al mar, desea seguridad  y tranquilidad. Por ello Villa Real tiene  cerramiento perimetral”.

Este conjunto  tratará las aguas servidas a través de sistemas de biodigestores. Ese líquido será reutilizado para el riego de las áreas verdes.

Frente a Villa Real están Manta Beach y, a continuación, Altos de Manta Beach.  La primera tiene   30 hectáreas urbanizadas y    80 viviendas.  En la segunda su promotor, Guido Carranza,  vende 200   lotes de entre 300 y 500 m². El proyecto contempla 17 hectáreas útiles.

La particularidad de este proyecto será la  incorporación de 15 torres de apartamentos de ocho pisos cada una.

Carranza también proyecta Manta South Beach. Está ubicada al final de la playa de Barbasquillo. Un lote de    5 000 m²  sobre el acantilado se acondiciona para levantar 10 edificios de apartamentos.

Más hacia el sur entre Manta Beach y Altos de Manta Beach está el conjunto habitacional El Álamo. Allí se ofertan 40 casas  a través de una entidad de ahorros local. Un cerramiento  perimetral garantiza la seguridad de los condóminos.

En el acantilado de la playa de Piedra Larga, cinco minutos al sur de Manta, las vistas panorámicas son impresionantes. Allí está terminada la obra subterránea y las calles interiores de lo que será Ciudad del Mar.

Se emplaza en el  lado derecho del km 3 1/2 de la Ruta del Sol. Son 36 hectáreas  completamente urbanizadas.

El concepto de pocos vecinos pocos problemas es notorio en este conjunto. Los 286 lotes tienen vista al mar. 150 solares de entre 500 a 3 500 m² estarán listos para que sus dueños empiecen a construir.

Siete hectáreas de áreas verdes, donde el ceibo es el árbol insignia,  le ponen el toque ecológico al proyecto. En la zona del acantilado  de  5 000 m²   se construirá un hotel. También habrá una clínica y un mall.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)