19 de octubre de 2015 18:38

Cosechas parciales de cobia en cautiverio se realizan en granja marina en Manabí

La cobia es un pez largo y afinado y un excelente candidato para su cultivo debido a su rápido crecimiento. Foto: El Comercio

La cobia es un pez largo y afinado y un excelente candidato para su cultivo debido a su rápido crecimiento. Foto: El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Patricio Ramos

Después que se regó la noticia sobre la presencia de pez cobia (Rachycentron canadum) en el mar, frente a las costas de Manabí, a inicios de octubre del presente año, los pescadores artesanales aún se mantienen en incertidumbre pues el pez aparece en sus redes y anzuelos. Jimmy López, dirigente de los pescadores artesanales en Manta, cuenta que algunos de sus compañeros entre Esmeraldas, Manabí, Santa Elena, Guayas y El Oro comentaron que encontraron al pez cobia en sus artes de pesca.

La empresa Oceam Farm S.A. propietaria de una granja marítima ubicada 9 millas frente a las costas de Jaramjó, noroeste de Manta, en Manabí dijo la semana pasada en un comunicado que la presencia de cobia en el mar se debió a la fuga de varios peces a causa de un robo en la granja. Sucedió el 29 de agosto del 2015, reseña el documento. La cobia es criada en cautiverio en su granja a mar abierto desde abril del presenta año en tres jaulas. La fuga de cobias fue denunciada a las autoridades competentes, dice Oceam Farm.

Frente a este hecho, el Ministerio del Ambiente (MAE) detalló en un informe técnico que desde fines de agosto se detectó cobia en mar abierto. Esos peces -dice el informe-, al parecer, salieron desde la granja marina. La cobia es una amenaza para las corvinas y otros peces pelágicos, detalla el boletín del MAE con fecha 3 de octubre del 2015. De su lado, Oceam Farm recuerda que las cobias criadas en cautiverio reciben alimento balanceado, por ello difícilmente podrían subsistir en el medio natural.

Los propietarios de la granja marina recibieron la notificación del MAE con las observaciones realizadas. Ahora trabajan para presentar sus respectivos argumentos en torno a la fuga de los peces. Mientras tanto, ya empezaron a realizar las primeras cosechas parciales. Unos 2 500 peces fueron cosechados y faenados el pasado fin de semana y se realizan las primeras pruebas. Las próximas semanas continuarán las cosechas hasta llegar a extraer unas 85 toneladas que fueron criadas en cautiverio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)