14 de November de 2009 00:00

Los cortes dejan pérdidas en la industria de Santo Domingo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Santo Domingo

El sector productivo de Santo Domingo de los Tsáchilas ya siente los efectos de los racionamientos de energía. En esta región funciona la principal industria productora de aceite de palma africana. Además, están instaladas empresas avícolas y de cárnicos.

Hay 18 empresas que se dedican, exclusivamente, a la extracción de aceite de palma africana. Una de ellas es Teobrama. Según su gerente, Alejandro Figari, se ven obligados a trabajar con los generadores, que funcionan con diésel. “Hay un incremento en los costos de producción”.

Otra de las extractoras es Epacem. En esta empresa, en los últimos días se encienden con más frecuencia los tres generadores de electricidad, para no reducir la producción de aceite, manteca y jabón, principalmente.  

El jefe de mantenimiento de esta empresa, Wilson Chalcualán, afirma que los generadores están listos para operar en el momento de los cortes. Sin embargo, se tiene que parar la maquinaria de la extractora hasta efectuar el cambio de la energía de la red pública  a la del generador.

En Ecuador, la producción de la fruta de palma, en 2008, fue de 2,07 millones de toneladas y se procesaron 415 000 toneladas de aceite rojo, que se refina para producir aceites y mantecas.

El sector avícola también registra pérdidas e incrementos en los costos de producción. Alfredo Rodríguez tiene 21 000 pollos en sus galpones. Él recuerda que  hubo un corte de energía de cinco horas, sin previo aviso. Esto causó la muerte de 3 000 pollos que estaban listos para la venta.

Uno de los trabajadores de este criadero es Federico Mera. Él explica que los pollos se venden a los 42 días. Las aves no tienen problemas para sobrevivir sin ventiladores hasta los 21 días, pero de esta edad en adelante pueden morir por la falta de ventilación.

Los avicultores locales estiman que en Santo Domingo y sus alrededores se crían alrededor de 1 millón de pollos.

En las industrias de procesamiento de carne se despostan unas 70 000 aves por día. A estas se suman otras 30 000, que son despostadas de manera informal.
Para la industria láctea, el efecto es menor cuando los cortes no son en las primeras horas de la mañana. Mario Vásconez es el supervisor de la empresa Visanleche. Él cuenta que esta planta recolecta 17 000 litros cada día. El lácteo se enfría a 2° C y con esta temperatura se lo transporta a Guayaquil, hasta la industria Indulac. 

“Cuando hay cortes en la mañana no se puede bajar la temperatura y el producto se daña. Eso es una inmensa e irrecuperable pérdida para la empresa”.

Para evitar estos inconvenientes, el consorcio Nestlé Fonterra decidió realizar el proceso de enfriamiento en las propias fincas. Esta facilidad no la tienen los pequeños ganaderos.

Miguel Aguayo tiene 10 vacas y se vio obligado a planificar las actividades de ordeño de acuerdo con el horario de cortes de energía. Reconoce que está perdiendo dinero, porque hay días en los cuales no puede ordeñar. “Es preferible no hacerlo, antes que ver cómo se daña el producto por la falta de enfriamiento”.

En la vía a Quevedo está instalada la empresa Agropesa. Allí se despostan unas 260 reses por día. La carne se distribuye en los supermercados pertenecientes a la cadena Supermaxi.

La empresa tiene su propio generador de electricidad, que está en capacidad de funcionar 300 horas por año. El costo estimado de cada encendida es de USD 300. Un técnico que pidió la reserva hace notar que de seguir los cortes de energía eléctrica, los costos de producción aumentarán. “Eso, sin duda, que incidirá en la economía del consumidor”.

La Corporación Nacional de Electricidad regional Santo Domingo tiene 134 000 abonados. Sirve a la provincia tsáchila y a las localidades de El Carmen (Manabí), La Concordia (Esmeraldas) y Patricia Pilar, en la provincia de Los Ríos. 

La Eléctrica de Santo Domingo anunció un horario de cortes. Carlos Muñoz es dueño de un local de cabinas telefónicas. Se quejó porque antes de que empiecen los racionamientos no les avisaron con tiempo. “Eso nos hubiera ayudado a tomar precauciones y a buscar la forma de financiar un generador”. 

En su opinión, los cortes se deberían cargar al sector rural, donde se utiliza menos luz artificial.

Testimonios

Julio Campoverde / Cuenca

Los apagones deben ser anunciados con tiempo

Administro un restaurante en el centro. El jueves (5 de noviembre), se nos fue la luz y se dañó una licuadora industrial, que cuesta USD 500. Ahora lo primero que hago es revisar los cronogramas de los cortes de luz en mi sector (El Sagrario). Abrimos todos los días, desde las 08:30 hasta las 20:00, pero cuando se va la luz en la mañana nos toca abrir a lo que regresa.

Pero si el corte es en la noche, cerramos cuando oscurece, porque la gente no viene. Además, tengo una panadería y heladería. Si la energía se va cuando estoy haciendo los helados, la materia prima se queda a medio hacer y con el pasar del tiempo se endurece y se puede dañar la máquina. Sería bueno que anticipen los cortes.

Fausto Jaramillo / Ibarra

Hemos vuelto al pasado, a la época de la vela

Los apagones alteraron mi vida privada y académica. Trabajo como docente en una universidad. Ahí tuvimos que cambiar todo el horario de trabajo, porque las labores académicas van de 07:00 a 20:00. En ese lapso ocurren los cortes energéticos. Sin embargo, el cronograma de suspensiones no se cumple tal cual lo difunde la Empresa Eléctrica Regional del Norte. A veces son más horas, incluso, son dos suspensiones en un solo día.

En casa no se puede usar el computador ni ingresar a la Internet para preparar las clases. Hemos vuelto al pasado, cuando se leían los manuscritos a la luz de las velas. Tampoco se pueden proyectar en la clase las presentaciones usando infocus. 

Otras ciudades

Energía. El nivel del embalse de Paute subió dos metros, ayer

Los cuatro ríos de Cuenca tienen más caudal, por una intensa precipitación registrada desde la tarde del jueves pasado. El Tomebamba, Yanuncay, Tarqui y Machángara son los más importantes afluentes del río Paute, que alimenta a la mayor central hidroeléctrica del país.

Por ello, el embalse de Amaluza subió dos metros. A las 15:00 de ayer estaba en los 1 970 metros sobre el nivel del mar y el jueves se ubicaba en los 1 968.

Ayer, el caudal de ingreso a esta central fluctuó durante el día. El promedio de la mañana y de la tarde se ubicó en los 46 metros cúbicos por segundo. El promedio de los días anteriores era de 30 metros cúbicos.

Pese a ello, la generación eléctrica no subió. Hasta las 15:00 de ayer aportó con 1 216,4 megavatios al Sistema Nacional Interconectado, según datos del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

La demanda de energía en el país fue de 22 382 megavatios hasta las 15:00 y la oferta llegó a los 23 523. La diferencia es las pérdidas que se presentan en la distribución eléctrica. Hasta la tarde de ayer no hubo más precipitaciones en Cuenca.

Nueva Loja. Los racionamientos son en la mañana y en la noche

Desde que se iniciaron los apagones, en Nueva Loja, varios comercios y entidades públicas terminan sus actividades minutos antes de las 17:00. En un inicio, se esperaba que el corte de energía en la ciudad se diera por sectores y en diferentes horarios. Sin embargo, la realidad es otra.

En el centro, que es donde se encuentra todo el movimiento comercial e institucional, se están dando suspensiones de 06:00 a 08:00 y de 17:00 a 20:00, de lunes a sábado. Tres días atrás, los racionamientos, en las tardes, bajaron a dos horas (de 18:00 a 20:00).

Los trámites judiciales también se han visto afectados. La Corte de Nueva Loja atiende todos los casos de Sucumbíos y Orellana. Algunas Salas trabajan a puertas cerradas, para apresurar varios casos, mientras que muchos ciudadanos se angustian cuando pasan de las 17:00, porque no reciben atención.

Así también, el SRI finaliza su jornada a las 16:00, pero da capacitación tributaria a contribuyentes hasta las 19:00. La institución cuenta con una planta generadora, sin embargo, los encargados dejan encendidas las luces en la noche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)