10 de November de 2009 00:00

Los cortes alteran a Baños y a Salcedo

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Sierra centro  
ambato@elcomercio.com

Con  una pesada mochila,   Polo Domenech llegó el viernes  a Baños,   a 40 minutos de Ambato.  Desde hace un mes y medio, este peruano recorre el país. “Esta ciudad está en mi listado de lugares para conocer, porque hay deportes extremos, excursiones y una buena farra”.



Los horarios
El fin de semana,    el horario de los racionamientos en Baños fue  de 20:00 a 23:00. Ayer, no hubo energía eléctrica desde las 10:00 hasta las 14:00 en Pictic, La Pampa, Pondoa, El Salado y en otros sectores. 
En los últimos días,  en Salcedo,  la suspensión de energía eléctrica se aplica desde las   06:00 hasta las 12:00.
Édgar Jiménez,  presidente de la Empresa Eléctrica  Cotopaxi, indica que los racionamientos en Salcedo, Saquisilí, Pastocalle, Laso, el sur de Latacunga y la Brigada Patria concluyeron el fin de semana. Ayer hubo  cortes en Pujilí, Sigchos y La Maná.

Al igual que él, cerca de 5 000  turistas extranjeros y nacionales visitan Baños cada fin de semana, según la Cámara de Turismo.
 
No obstante, los  comerciantes  y propietarios de los establecimientos turísticos están preocupados por los cortes  que se iniciaron el jueves pasado.

En esta urbe, considerada la más turística de la Sierra centro, los racionamientos han alterado la cotidianidad.

En los almacenes de electrodomésticos, por ejemplo, los empleados deben hacer las cuentas junto a la ventana.
 
“Hay que buscar la claridad para no equivocarse en la factura. Es difícil trabajar sin luz”, cuenta Rosamary Torres, quien trabaja en un local que vende cocinas, refrigeradoras y televisores.
 
En las mecánicas,  los trabajadores optan por descansar hasta que se reestablezca el servicio. “No tenemos otra cosa que hacer. Hay que esperar. Sin luz, los equipos no funcionan. Hay algunos que hasta aprovechan para dormir”, señala Jorge Quevedo.
 
Él trabaja en una mecánica que se encuentra cerca  del  restaurante Ross, ubicado en el centro.  Marilú Montero, administradora del lugar, señala que cuando se corta la energía coloca hielo en la refrigeradora para conservar la carne, leche y otros productos.
 
Ángel Guevara, presidente de la Cámara de Turismo de Baños, sugiere que la restricción de energía  se aplique en la mañana. “Hay que evitar la afectación a los restaurantes, hoteles, hosterías y centros de diversión, que en las noches están casi llenos”.

El turista colombiano Pedro Pinto sostiene que con el horario de cortes, las agencias de turismo tendrán que modificar el cronograma de actividades.
 
Luis Córdova, presidente de la Preasociación de Bares de Baños,  comenta que son pocos los bares y discotecas que tienen plantas de energía propias.  “El costo de estas varía entre USD
2 500 a  USD 3 000”. 

En el cantón Salcedo, ubicado a 20 minutos de Latacunga, los dueños de las tiendas empaquetan el tradicional helado con espumaflex o papel periódico para evitar que se deslía  la  golosina hecha con leche y jugo de frutas.  

“Con el papel, el producto no se descongela rápido. Pero si los apagones siguen durante más de seis horas será  difícil mantener la mercancía”, dice Verónica Arias.
 Heraldo Hinojosa, dueño de   la heladería Bambi, invirtió USD 40 en hielo seco. Su esposa Salomé Tapia corta  el hielo  y lo envuelve con papel periódico.

“Si siguen los racionamientos tendré que gastar USD 40 diarios en hielo”.  En Salcedo hay 120 locales que ofertan los tradicionales helados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)