17 de enero de 2018 14:10

La Corte Constitucional no resolvió la causa sobre Satya, hija de pareja de inglesas

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Decepcionados se despidieron activistas por los derechos de Gais, lesbianas, transgénero, bisexuales e intersexo (Glbti), frente a la Corte Constitucional, en el centro norte de Quito. Ellos esperaban que se resuelva en torno a la causa por los derechos de Satya. Es la hija de una pareja de inglesas, residentes en el país, que le pide al Estado vía libre para inscribir a la niña y a un segundo hijo, con sus dos apellidos.

Este miércoles 17 de enero del 2018, los jueces de la Corte Constitucional estaban convocados. La sesión se suspendió pasado el mediodía, tras la exposición del proyecto de sentencia de Tatiana Ordeñana, la jueza ponente, a cargo del caso.

Extraoficialmente se conoció que hay observaciones y se pidió que sean incorporadas, para resolver el tema en una próxima reunión. El departamento de Comunicación del organismo señaló que no podía brindar aún información sobre el caso.

El 10 de septiembre del 2012, con el auspicio de la Defensoría del Pueblo, las madres, Helen Bicknell y Nicola Rothon, presentaron una acción extraordinaria de protección, signada con el número 16-92-12. La Corte Constitucional avocó conocimiento de la causa y la admitió a trámite el 30 de septiembre del 2014. El 29 de marzo del 2016 se realizó una audiencia pública.

El 4 de abril del 2016, la juez ponente de la causa, Tatiana Ordeñana, dispuso remitir el expediente y requirió el apoyo técnico jurídico de la Secretaría Técnica Jurisdiccional de la Corte y basados en la codificación del Reglamento de sustanciación de procesos, se suspendieron los plazos y términos de la causa. Esto hasta que se cuente con el insumo jurídico solicitado.

El jueves 8 de junio del 2017 se desarrolló la audiencia. Entonces como en otras ocasiones, los activistas gritaron consignas como “Satya tiene dos mamás”. Esta mañana se debía realizar la sesión, para definir sobre el caso.

Para activistas Glbti como Danilo Manzano, de Dialogando Ando, que se suspenda la sesión y no se resuelva hoy sobre el caso es “una burla a la exigencia de los derechos de los hijos e hijas de familias homoparentales. ¿Qué más argumentación necesitan para dictar sentencia? También pregunta ¿por qué convocaron e instalaron la audiencia para este miércoles 17, si no estaban preparados?

El abogado de Bicknell y Rothon, José Luis Guerra, de la Defensoría del Pueblo, se mostró descontento. “Es frustrante que se sigan generando dilaciones en este tema, cuando se trata de una niña, cuyos derechos están suspendidos, lo que es inadmisible para cualquier estado de derecho. Nos causa incomodidad y molestia, sigue siendo un problema, lamentamos que no se haya llegado a una resolución, pero seguiremos insistiendo en que se dé una respuesta adecuada, que garantice los derechos, como correspondería”.

En la mañana, frente a la Corte Constitucional, se ubicaron algunos activistas Glbti como Efraín Soria, de Fundación Equidad; además abogados como Javier Acuña y Christian Paula, de Pakta. Ellos recordaron que el país debe tomar en cuenta la opinión consultiva brindada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que se hizo pública el 9 de enero.

En ella se habla de no discriminación a derechos humanos por orientación sexual e identidad de género, se pide reconocer los distintos tipos de familia, caminar hacia el respeto a la identidad de género no solo de adultos sino de niños, dar paso al matrimonio civil igualitario, entre otros puntos. Los activistas desplegaron una bandera de 25 metros, con los colores del arcoiris, simbólico para la población Lgbti.

Carla Heredia, la ajedrecista ecuatoriana, acompañó a dirigentes de organizaciones Lgbti y a abogados, frente la Corte Constitucional. Aseguró que la Constitución intenta darle derechos a todos, lo que incluye a las familias diversas. “Si mañana le llega a pasar algo a Satya, su otra madre no tiene derechos sobre ella para cuidarla. Hay que pensar en el beneficio y en el bienestar de la menor, lo mejor es legalizar estos derechos. Hay muchos hijos de esta población, es una realidad, y si nuestro país quiere crecer en respeto y derechos humanos ya es hora, estamos en el 2018 y le siguen dando largas a este caso”.

Ella también defiende el matrimonio civil igualitario. “Los derechos son para todos, desde el aparataje estatal, las cortes y el Gobierno, deben ayudar para que la población Lgbti deje de ser considerada como de segunda clase”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)