27 de enero de 2017 18:20

En tinas, baldes y tanques se almacena agua para enfrentar el corte del fin de semana en el norte de Quito 

21 barrios del norte de Quito se quedarán sin agua debido a los trabajos de reubicación de una tubería en el intercambiador de La avenida Los Granados. Foto: Alfredo Lagla /EL COMERCIO

21 barrios del norte de Quito se quedarán sin agua, debido a los trabajos de reubicación de una tubería en el intercambiador de la avenida De Los Granados. Foto: Alfredo Lagla /EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Daniel Romero

En el norte de Quito, los afectados por el corte de agua de este fin de semana (28 y 29 de enero), se preparan para dos días de suspensión. Tinas, tanques y bidones son algunos de los tipos de recipientes con los que se almacena el líquido vital necesario para sobrellevar el corte del servicio.

San Isidro del Inca es uno de los 21 barrios afectados por la medida debido a los trabajos de reubicación de una tubería en el intercambiador de La avenida Los Granados. En este sector vive Wilson Espinoza. Desde la mañana de este viernes, 27 de enero de 2017, llenó el tanque de su piedra de lavar. “Aquí vivimos tres personas. Nos abastecemos con lo necesario porque también se suele desperdiciar al llenarse agua” comentó.

Para estar abastecido llenará dos tinas grandes más. “Hay que usar solo para lo indispensable así que no pienso almacenar más agua. Lo más molestoso siempre es el tema de los baños”, dijo.

En San Isidro del Inca también vive Patricio Villacís. La mañana de este viernes, lo primero que hizo es tomar un balde agua y, con eso, lavar el vehículo. “Aprovecho para hacerlo hoy. Todos los fines de semana lavo el auto con el mismo balde que hoy uso. Sin embargo, es mejor hacerlo antes del corte”, contó.

En la casa de Villacís viven cuatro personas. En el interior de su vivienda ya tiene los baldes listos con el agua que utilizarán durante el corte. “No todos los vecinos sabían de la suspensión. Aquí nos organizamos y les contamos a todos para que nos les tome por sorpresa”, señaló.

En la Kennedy, otro barrio que no tendrá agua, el panorama es un tanto distinto. Allí, en diciembre pasado, según los moradores de la calle Zaldumbide, el agua no se cortó pese a ser anunciada la suspensión. Con cierto escepticismo, los vecinos de ese sector dicen que se abastecerán.

Yadira Ávila, moradora de la calle Zaldumbide, se quedó con toda el agua que almacenó para el corte de diciembre pasado. “Aquí nunca nos cortaron el agua. Con lo que almacenamos usamos en diferentes oficios de la casa para que no se desperdicie”, contó.

Según la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps), el corte iniciará a las 00:00 de este sábado 28 de enero y retornará la madrugada del lunes 30 de enero de 2017.

Según Jaime Garzón, subgerente de Agua Potable de la Epmaps, normalmente, una persona utiliza unos 200 litros de agua, diariamente. “Realmente, esta es una cantidad muy ala de agua. Implica una cantidad importante de desperdicio. Sobre todo si lo comparamos con otras ciudades de las mismas características de Quito, en las que se consumen 150 litros”, señaló Garzón.

Garzón señaló que, para una eventualidad como la del fin de semana, las familias deben abastecerse para lo mínimo necesario. “Teniendo en cuenta esto es aconsejable de 40 a 50 litros por personas, para cada día”, comentó.

La Epmaps movilizará 13 tanqueros a puntos fijos de los barrios afectados. También habrá otros siete que se movilizarán por toda la zona afectada en caso de que haya personas que no puedan acercarse a los tanqueros en los barrios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (7)