30 de junio de 2015 19:14

La Corte de Justicia de Tungurahua sentenció al Alcalde de Patate a un año de prisión

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 2
Modesto Moreta

La Corte Provincial de Justicia de Tungurahua sentenció al alcalde de Patate, Medardo Ch., a un año de prisión por el delito de homicidio inintencional. Así también a los técnicos Nelson V., Hugo M., con 1 y 2 años respectivamente, como responsables en la edificación de un muro de contención en la comunidad Leitillo de Patate, en Tungurahua.

Por las fuertes lluvias este colapsó y mató a tres miembros de la familia Mecías Ojeda. El hecho ocurrió el 29 de agosto del 2012. El proceso se inició en el mismo año. Luego de efectuarse las respectivas etapas procesales el mes pasado arrancó la audiencia de juzgamiento y que terminó a inicios de mayo.

Allí la Sala Penal de la Corte Provincial de Justicia determinó la culpabilidad de los procesados. El delito que se investigó fue por homicidio inintencional.

Los sentenciados también deberán cancelar una indemnización de USD 42 048 por los tres fallecidos y la reconstrucción inmediata de la vivienda, que fue semidestruida durante la caída del muro.

Una vez conocida la sentencia condenatoria, Giovani Altamirano abogado defensor de Nelson V., solicitó la suspensión provisional de la pena de su defendido. La audiencia se realizó el martes 30 de junio del 2015.

Tras dos horas, la Corte integrada por los jueces Iván Garzón, Ricardo Araujo y Pablo Vaca, decidió acoger el pedido, en aplicación al nuevo Código Integral Penal.

Según Giovani Altamirano, una vez emitida la sentencia se solicitó la suspensión provisional de la pena y fue aceptada por los jueces. “Son los nuevos caminos en la administración de justicia, esto no implica la impunidad, porque se estableció algunas condiciones que debemos cumplirlas como la reparación integral de la vivienda, el pago de indemnización y más. Esperemos la notificación por escrito”, explicó Altamirano.

Para Santiago Alvarado, jurista defensor de la familia Mecías Ojeda, dijo que no debía aceptarse la suspensión provisional de la pena, puesto que no reunía los requisitos o atenuantes para aplicarla. “No se trata de odio o rencor a ninguno de los acusados, sino en cumpliendo del orden jurídico”.

Afirmó que la familia sigue consternada puesto que tres vidas se perdieron por la caída del muro. “Hay depresión en los padres porque aún no logran entender del porque fallecieron sus tres hijos”.

El alcalde de Patate, Medardo Ch., mencionó que no están satisfecho con la sentencia, por eso solicitaron el lunes 29 de junio del 2015 , la aclaración al dictamen. "Si se ratifica la sentencia presentaremos la apelación a la Corte Nacional de Justicia".. concluyó el alcalde.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)