24 de November de 2009 00:00

Correa reclamó vigilancia colombiana en la frontera

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Nancy Verdezoto. Enviada

El presidente Rafael Correa reclamó ayer la presencia de puestos de las FF.AA. de Colombia en la frontera común, sobre el río Putumayo.

“Estamos restableciendo las relaciones con Colombia, estamos cambiando algunas cosas y reparando otras para que se establezca una relación de confianza mutua. Pero es necesario que se fortalezca el control en la frontera”, dijo Correa, durante la inauguración de dos  destacamentos del Ejército en el norte de Sucumbíos, en el límite entre Ecuador y Colombia.

“Miren al frente. No hay nadie controlando, mientras nosotros hemos gastado ingentes recursos en la seguridad”, enfatizó.

Ayer fueron entregados nuevos destacamentos en El Palmar y Cantagallo, cada uno con capacidad para 60 militares, expandible a 120. Desde esos puestos se realizarán operaciones terrestres y fluviales. Cuentan con un sistema de comunicación que permite un enlace directo con las patrullas, aeronaves, botes, destacamentos y batallones, de la estructura de la Brigada 19 Napo.

El Palmar está junto al río Putumayo y el destacamento de Cantagallo, junto al río San Miguel. Los dos se encuentran en el ‘Triángulo de Coembí’, uno de los  sitios que tenía influencia  de la guerrilla de las  FARC.

“El Palmar siempre fue una preocupación por las acciones que realiza el Frente 48 de las FARC. Este se suma a los otros 15 destacamentos instalados en la frontera”, afirmó el ministro de Defensa, Javier Ponce.

El mayor Patricio Vásquez está a cargo de las dos unidades y es el responsable de realizar las operaciones de control y patrullajes. Cerca a este sector hay otros cuatro destacamentos: Sargento Sansahuari, Teniente Rodríguez, Cabo Minacho y Panupali. En los últimos años, en el ‘Triángulo de Coembí’  se han producido  enfrentamientos entre  guerrilleros y militares ecuatorianos.

“No vamos a permitir que se vuelva a mancillar el territorio patrio. Estamos reforzando la frontera para que ninguna fuerza irregular ni regular viole la soberanía nacional. Nunca más un Angostura”, puntualizó Correa.

A su llegada a Cantagallo, 13 niños de la escuela unidocente Alejandro Carrillo lo recibieron. Algunos de los padres esperaban la llegada del Jefe de Estado, aunque no todos sabían quién era el Presidente, pues no lo habían visto. Correa les preguntó qué necesitan y todos respondieron: “Agua potable”.  A lo que replicó: “Vamos a ver cómo lo solucionamos”.

Lo acompañaron los ministros de Seguridad, Miguel Carvajal, y de Defensa, Javier Ponce;  el jefe del Comando Conjunto, Fabián Varela; y del Ejército, Ernesto González. En Cantagallo los militares realizaron una demostración de  operaciones fluviales. Estallaron bombas e hicieron disparos de prueba…

En la construcción y reforzamiento de los destacamentos fronterizos se invirtieron USD 16 millones, como parte del Plan Emergente de la Frontera, lanzado en 2008, luego del bombardeo colombiano a Angostura.

A estos puestos de operaciones se suman los dos radares chinos que llegaron el sábado al país. Estos fueron dados en préstamo, hasta que lleguen los radares definitivos el próximo año. “La próxima semana serán puestos en funcionamiento”, sostuvo Ponce.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)