13 de noviembre de 2015 17:47

Correa propone que la reelección incluya una transitoria que le impedirá ser reelecto el 2017

El presidente Rafael Correa considera que Alianza País debe enfocarse en los candidatos a asambleístas, en las próximas elecciones. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

El presidente Rafael Correa considera que Alianza País debe enfocarse en los candidatos a asambleístas, en las próximas elecciones. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 232
Triste 37
Indiferente 19
Sorprendido 38
Contento 185
Santiago Estrella

El presidente Rafael Correa anunció que, al interior de Alianza País, se discute añadir una transitoria en la que todos los “potenciales beneficiarios” de la enmienda que permita la reelección indefinida, “básicamente el presidente y los asambleístas”, no sean candidatos en el 2017. 

Según el Mandatario, era algo que propuso hace algunos meses y se mostró molesto porque se ha dicho que las enmiendas tienen como propósito favorecerlos personalmente. Y citó al artista Joan Manuel Serrat: “nunca perseguí la gloria”, sino “solo servir al pueblo ecuatoriano”. Así reconoció que nunca estuvo en contra de la reelección indefinida y que es un error en la Constitución haberla excluido. Reiteró que por él, no sería candidato porque tiene prioridades, como la familia.

El Jefe de Estado se mostró confiado en que Alianza País no tendrá problemas en tener un candidato ganador frente a una oposición “fragmentada, que no tiene discurso” y que da paso a alianzas entre los sectores de la derecha, a favor de medidas “neoliberales, Tratados de Libre Comercio” y una izquierda que nunca dio propuestas.

Correa mencionó tres nombres: el exvicepresidente Lenin Moreno, el actual vicepresidente Jorge Glas, y el ministro del Interior José Serrano, “entre muchos otros”. Pero reconoció que “si hacemos bien las cosas y no caemos en la arrogancia y la soberbia, tenemos extraordinarios candidatos”.

Para el oficialismo, la disputa política de los próximos comicios será por la Asamblea.

Sin embargo, el Presidente reconoció que el problema estará en la Asamblea, el verdadero espacio, en sus palabras, que disputará la oposición. Su teoría: “ninguno de estos grupos por sí solo podría gobernar, pero por sí solos pueden impedir que se gobierne. Ese es el poder de veto, el poder fragmentado que inmovilizaba al país”.

Tomándose la Asamblea, podrán “tener de rehén al Gobierno, retroceder y volver al viejo país. Será decisión del pueblo ecuatoriano (…) pero si hacemos bien las cosas, podremos triunfar”, aseguró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (90)
No (18)