4 de diciembre de 2017 19:55

Correa partió de Guayaquil a Bogotá en su regreso a Bélgica este 4 de diciembre

El expresidente Rafael Correa dejó el país la noche del 4 de diciembre del 2017. Foto: Enrique Pesantez / EL COMERCIO

El expresidente Rafael Correa dejó el país la noche del 4 de diciembre del 2017. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 36
Indiferente 48
Sorprendido 3
Contento 336
Jorge González

El expresidente Rafael Correa llegó la noche de este lunes 4 de diciembre del 2017 hasta la zona de vuelos privados, junto a la terminal del aeropuerto José Joaquín de Olmedo de Guayaquil, para viajar hasta Bogotá, Colombia, en su ruta de regreso a Bélgica.

El exmandatario arribó a las 18:45. Él ingresó de inmediato a la oficina de vuelos, pero a las 19:00 salió para despedirse de los militantes que se apostaron a un costado de la avenida De las Américas. A ellos los separaba una reja.

En breves declaraciones a este Diario, Correa afirmó que se va preocupado porque a su criterio en el país no hay estado de derecho. También dijo que hace un llamado a sus militantes para que se mantengan firmes en su ideología. "Ojalá no nos quiten bajo el tapete el movimiento Alianza País porque ellos saben que las bases están con nosotros".

El expresidente Rafael Correa dejó el país la noche del 4 de diciembre del 2017. Foto: Enrique Pesantez / EL COMERCIO


Los seguidores llegaron pasadas las 16:00. Primero acudieron a la sección de salida internacional del aeropuerto, pues por redes circuló una imagen que invitaba a concentrarse ahí para despedir a Correa. Sin embargo, media hora después se movieron al área de vuelos privados.

Entre quienes asistieron estaban los asambleístas Carlos Viteri y Sofía Espín. También la concejal guayaquileña Lídice Aldas.

Aldas, aseguró que la presencia del ex mandatario fortaleció las bases que se mantienen en sus principios ideológicos.

Correa arribó al país la madrugada del pasado 25 de noviembre. Ese día también llegó en un vuelo privado desde Bogotá. En la mañana indicó que ese viaje había sido costeado "por amigos".

Desde entonces, Correa ha recorrido varias provincias tratando de reagrupar a su militancia. Ayer, por ejemplo, presidió lo que sus afines denominaron la VII Convención de Alianza País (AP).

En ese evento, que se efectuó en Esmeraldas, 1 272 adherentes fueron acreditados. Se trataron ocho puntos. Entre ellos una reforma al estatuto de la organización política, que implica una depuración del padrón de adherente.

Una de las primeras resoluciones fue abrir un expediente contra el Moreno, para la expulsión de la organización política, porque según los militantes faltó a los principios ideológicos y a un plan de gobierno que nació desde AP.

Uno de los pedidos de Correa, fue votar no en las siete preguntas de la consulta popular propuesta por el Ejecutivo, a la que volvió a calificar de ilegal, porque –a su juicio- se han violado principios constitucionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (202)
No (77)