29 de marzo de 2017 07:26

Corea del Sur aguarda la decisión sobre el arresto de la expresidenta Park

La expresidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, fue destituida acusada de corrupción. Foto: AFP

La expresidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, fue destituida acusada de corrupción. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un tribunal de Seúl decidirá mañana jueves 30 de marzo del 2017 si autoriza la detención de la expresidenta Park Geun-hye, como solicita la Fiscalía, por su participación en la trama de corrupción de la 'Rasputina'.

El tribunal del distrito central de Seúl escuchará a partir de las 10:30 hora local (01:30 GMT) los argumentos de los fiscales, que solicitaron la orden de detención el pasado 27 de marzo, y de la defensa de la expresidenta, que resultó destituida de su cargo el pasado 10 de marzo por su relación con este caso.

El ministerio fiscal justifica su petición por la gravedad de los delitos que atribuye a Park, que asistirá a la vista pese a no estar obligada a hacerlo.

De nuevo, la atención del país estará puesta sobre la exmandataria y la judicatura, que decidirá al término de la sesión si acepta la petición de los fiscales.

Los expertos estiman que la Corte emitirá su veredicto a última hora del jueves o a primera hora del viernes, teniendo en cuenta precedentes similares, como la reciente detención del heredero de Samsung por su relación con el mismo caso, una decisión que fue ratificada por el mismo tribunal tras 19 horas de deliberaciones.

La Fiscalía considera que Park, a la que interrogó la semana pasada durante 21 horas, confabuló con su amiga Choi Soon-sil, apodada como la 'Rasputina' por su cercanía con la expresidenta, para crear una red que extorsionaba a empresas a cambio de un trato de favor del Gobierno y le ha atribuido 13 cargos.

Entre ellos se cuentan abuso de poder, coacción, revelación de secretos de Estado o soborno, delito este último que la ley surcoreana castiga con un mínimo de 10 años de prisión y hasta con cadena perpetua.

Si el tribunal emite la orden que pide la Fiscalía, Park se convertirá en el tercer exjefe de Estado surcoreano en ser detenido tras el general Chun Doo-hwan y Roh Tae-woo, ambos hallados culpables e indultados después dentro de una campaña de reconciliación nacional al término de las dictaduras militares.

El caso plantea muchas dudas a los surcoreanos sobre cuál podría ser el futuro de la expresidenta en medio de un enfrentamiento abierto de los partidos políticos a este respecto y de cara a las elecciones para elegir al sustituto de Park el próximo 9 de mayo.

El liberal Partido Democrático, cuyo candidato Moon Jae-in es claro favorito para ser nuevo presidente, pide que la justicia no brinde ningún trato de favor especial a Park, al tiempo que la formación de la exmandataria, el Partido de Corea Libre, ha instado a atenderla con el respeto que según ellos merece.

El caso 'Rasputina' degeneró en protestas masivas en el país desde el pasado otoño y ha acabado suponiendo la primera destitución de un presidente en Corea del Sur desde que se volvieron a celebrar elecciones democráticas en 1987.

Unas treinta personas están imputadas por esta trama, que salpica también a 53 empresas, entre ellas gigantes como LG, Hyundai o Samsung, cuyo presidente de facto, Lee Jae-yong, fue arrestado en febrero y está siendo ya procesado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)