2 de April de 2011 00:00

Convergencia

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
jgallardoroman

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Existen diferencias entre las organizaciones políticas que propugnan el no en la consulta y referéndum. No obstante, concuerdan en que, si el pueblo aprueba que el Presidente “meta las manos en la justicia”, como él lo pide, para designar los jueces, tribunales y otros funcionarios, el Ecuador estará entrando en la etapa más negra de su historia, porque de la administración de la justicia depende la equidad en las relaciones entre las personas y las instituciones, y entre estas y quienes ejercen el poder público, los que, si dominan en los juzgados y tribunales, pueden influir en forma determinante para que sus delitos y los cometidos por sus allegados queden en la impunidad y para que se persiga a quienes consideran sus adversarios.

La convergencia hacia el “no” puede realizarse sin que las diversas organizaciones políticas renuncien a sus postulados ideológicos, cambien su estilo de actuar o se confronten entre sí, como trata de provocarlo el Gobierno. Si las organizaciones políticas que propugnan el no, caen en esta trampa, estarán trabajando por el sí. Deben comprender que el proceso actual tiene una finalidad diferente a la elección de candidatos de partidos. Este proceso trasciende a las disputas políticas habituales e interesa a toda la Nación, incluso a los partidarios de Correa, que legitimaría su poder, ejerciéndolo dentro de los límites de la Constitución y las leyes, aunque estas adolezcan de errores que deberán corregirse en su oportunidad mediante los procedimientos dispuestos por ellas.

La coyuntura actual hace ver que se están conformando tres tendencias bien definidas, las que, probablemente, participarán en las elecciones del 2013: -Alianza País, con su caudillo, Rafael Correa; -una coalición de la izquierda estatista; -una coalición del centro, que incluya al centroizquierda y centroderecha. Los actuales caudillismos de poca monta, populistas y clientelares, seguramente serán absorbidos, más temprano que tarde, por esas tendencias.

El centro político, con claras semejanzas a los partidos que reconstruyeron Europa y le han dado prosperidad y justicia social, necesita recoger los últimos avances sociales y económicos para constituirse en la alternativa al ‘correísmo’ y a la izquierda estatista, recogiendo los ideales más sentidos: independencia de las funciones del Estado; justicia imparcial y oportuna; respeto a los derechos humanos; diálogo y tolerancia; apoyo preferencial a la educación, salud, ciencia y tecnología; libertad para trabajar; justicia y seguridad social; seguridad interna y externa; preservación del ambiente; unidad nacional; apoyo al desarrollo de las comunidades indígenas y afroecuatorianas que se encuentren rezagadas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)