12 de octubre de 2016 10:28

Las empresas de seguros de salud privados con más controles

Eduardo Izurieta (primero de la izq), gerente de Salud S.A., asistió a la reunión en la ‘Súper’ de Control de P. de Mercado. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Eduardo Izurieta (primero de la izq), gerente de Salud S.A., asistió a la reunión en la ‘Súper’ de Control de P. de Mercado. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 16
Sofía Ramírez
sramirez@elcomercio.com

Una hora y cuarenta minutos duró la reunión del martes, 11 de octubre del 2016, entre representantes de las empresas de medicina prepagada y de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), la cual empezó esta semana una investigación a las compañías de este sector.

Los empresarios fueron convocados para hablar sobre la importancia del sistema de medicina prepagada, a propósito de la ley que se tramita en la Asamblea. Asistieron a la convocatoria ejecutivos de las empresas BMI, CruzBlanca, Ecuasanitas, Humana, Med-Ec, Medicalfe, Metroambulart, Salud S.A., Mediken, Best Doctors, y Asisken.

Los directivos tenían la expectativa de analizar los impactos del proyecto de ley que pretende regularlos y que podría aprobarse hoy en el Pleno de la Asamblea. Pero al llegar a la Superintendencia se enteraron, con sorpresa, que el objetivo de la autoridad era trabajar en un manual de buenas prácticas para el sector.

A la cita también estaba previsto que asistan funcionarios de la Superintendencia de Compañías y del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), según un comunicado enviado la semana pasada por la propia SCPM.

Los funcionarios de estas entidades del Gobierno no asistieron en la mañana y tenían previsto ir a la convocatoria en la tarde, dijo John Reyes, analista de Estudios de Mercado de la SCPM.

La reunión con los ejecutivos de las empresas privadas arrancó a las 11:30 y fue a puerta cerrada. A los 20 minutos de iniciarse el encuentro, uno de los empresarios salió de la reunión sin dar declaraciones y visiblemente molesto.

Representantes de las compañías de medicina prepagada informaron que durante la cita se expusieron las principales preocupaciones que tiene el sector sobre el proyecto de ley. Los puntos críticos se pueden resumir en cuatro: el reembolso que deben realizar al IESS y al Ministerio de Salud cuando sus clientes opten por los hospitales públicos; el aumento del capital social; las reservas técnicas y la reinversión de las utilidades.

De todos esos puntos, el que más preocupa es el primero, que tendrá un impacto de al menos USD 150 millones en el sector. El debate se centró en ese punto, contó Eugenia Toro, gerenta de la firma Mediken, quien asistió a la reunión.

Dijo que las mayores preocupaciones surgieron de los directivos de Salud S.A. y Ecuasanitas, que en conjunto tienen un 47% del mercado.

Las empresas insistieron en que el reembolso tendría una afectación en el usuario, pues conduciría a agotar su cobertura en el seguro privado cuando opten por la atención en un hospital público.

Por ejemplo, si un usuario cuenta con un plan que cubre hasta un monto de USD 5 000 y tuvo una emergencia médica atendida por el IESS por el mismo valor, la empresa de medicina prepagada deberá reembolsar esa cifra a la entidad.

Si el mismo cliente tiene una nueva emergencia médica durante ese año, ya no podrá usar su seguro privado por haber excedido el monto máximo de cobertura y tendrá que esperar a que se renueve su contrato, señaló la Asociación Ecuatoriana de Medicina Integral Prepagada (Aeemip).

Según la gerente de Mediken, los empresarios solicitaron a la ‘Súper’ que retrase la elaboración del manual de buenas prácticas hasta la aprobación del proyecto de ley y de su reglamento. “Se nos indicó que iban a considerar este punto, pero no hubo un compromiso por escrito”.

Para Eugenia Toro, además del reembolso, otro tema que preocupa es el capital social. Su firma registró un capital de USD 436 000 hasta el 2014. Con la nueva Ley deberá subirlo hasta un millón de dólares.

La empresa se encuentra haciendo varias proyecciones financieras para poder cumplir con lo que dice la ley.

Pablo Albuja, gerente de Humana, indicó que las autoridades escucharon sus observaciones, pero cree que no impactarán en la decisión que se tome en la Asamblea.

Patricio Aguilar, asesor de la Intendencia de Estudios de Mercado de la SCPM, señaló que el manual busca evitar que las firmas del sector caigan en conductas anticompetitivas.

En contexto

El Pleno de la Asamblea votará hoy (miércoles, 12 de octubre del 2016) el veto presidencial al proyecto de ley que pretende regular a las empresas de medicina prepagada y aseguradoras que ofrecen pólizas de asistencia médica. La Comisión aprobó el informe la semana pasada.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (0)