25 de enero de 2016 20:39

Los controles aleatorios de vehículos en la vía pública se iniciaron en Quito

Los técnicos de la Agencia Metropolitana de Tránsito realizaron una revisión aleatoria de los gases contaminantes que emiten los buses. Foto: Cortesía

Los técnicos de la Agencia Metropolitana de Tránsito realizaron una revisión aleatoria de los gases contaminantes que emiten los buses. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
Diego Puente

Desde la mañana del lunes 25 de enero del 2015 se iniciaron los controles aleatorios a los vehículos que circulan en el Distrito Metropolitano de Quito. El objetivo es reducir el nivel de contaminación que arrojan los vehículos a la atmósfera. También se revisa que el auto presente las condiciones de seguridad establecidas en ordenanzas.

En la estación de buses de la Cooperativa San Carlos, en el sector de La Ofelia, se dieron inicio a los operativos de control. Los técnicos de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) revisaron las emisiones de gases.

En la primera jornada se verificaron 15 unidades de transporte público, de las cuales 11 fueron citadas. De este número, 9 superaron el nivel máximo de emisión de gases. Estos resultados se obtienen después de que un opacímetro se conecta al tubo de escape del automotor. Una máquina recibió el humo que la carro produjo.

En un papel sale el cálculo del nivel de contaminación. El opacímetro valora la cantidad de hidrocarburos sin quemar que salen del tubo de escape, también indica la eficacia de la bomba de inyección.

Cuatro brigadas de la AMT estarán distribuidas en el Distrito. Una se encargará del control permanente de buses escolares y de vehículos particulares. Las otras tres se desplegarán en toda la ciudad para fiscalizar a los cerca de 2 797 buses que circulan en la ciudad.

Verónica Arias, secretaria Metropolitana de Ambiente, señaló que el objetivo es revisar el 100% de las unidades de transporte. Esto, debido a que por sus tubos de escape se emite material particulado 2,5, que contiene una serie de contaminantes que pueden perjudicar la salud de las personas.

Los controles se realizarán en la vía pública y en las paradas de cada operadora de transporte público y privado. El objetivo es controlar el cumplimiento de los parámetros que se miden en la revisión técnica vehicular, en base a la Ordenanza Nro. 159 que regula la emisión de gases nocivos.

En el 2015 se revisaron de manera aleatoria 13 072 vehículos. De ese número, se citó al 52%; es decir, 6 840 carros. De ellos, 1153 fueron buses. La razón más común para citar a los conductores fue el incumplimiento de presentarse a la revisión técnica vehicular que es obligatoria en Quito.

El 32% de los sancionados fue por fallas mecánicas y el 27 % por superar los niveles de contaminación permitidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)