12 de julio de 2017 00:00

El control de velocidad a través de radares se evade en Ambato

Los fotorradares fijos están ubicados en los ingresos de Ambato. Ocho dispositivos controlan la velocidad. Foto. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Los fotorradares fijos están ubicados en los ingresos de Ambato. Ocho dispositivos controlan la velocidad. Foto. Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 39
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 16
Modesto Moreta

Para evitar ser sancionados, los conductores de buses, taxis, camionetas o vehículos particulares de Ambato se alertan permanentemente a través de mensajes por teléfono celular y por las centrales de radio.

Infografía de la ubicación de los radares en Ambato.


En la capital de Tungurahua, el control al exceso de velocidad es riguroso y constante, a través de los radares fijos y móviles. Hay operativos diarios con esos dispositivos.

En esa ciudad no se puede circular a más de 50 km/h y la multa se cobra así se haya excedido en un kilómetro/h.

Juan Miranda, conductor de la Cooperativa en Taxi Universitario, creó una cuenta en Whatsapp. Allí están sus compañeros de la cooperativa de la cual es socio. También, sus amigos y quienes solicitaron sumarse a su red de información, como forma de protesta por el funcionamiento de los fotorradares móviles.

Miranda apelará una multa de USD 112 que le fue impuesta por ir a 51 km/h en la avenida Atahualpa, en el ingreso sur de Ambato. “Me enteré de la sanción al ingresar a la página de la Agencia Nacional de Tránsito; nunca fui notificado vía telefónica o por e-mail”.

También hay grupos en la red de Whatsapp, como Tránsito Ambato SPC, Los mejores periodistas y tres más. Alexander López, quien administra el grupo Tránsito Ambato, cuenta que tiene 200 seguidores a quienes informa sobre la ubicación de los dispositivos. La red se retroalimenta de sus seguidores. “Es una forma de ayudar a no ser sancionados”.

Los fotorradares móviles y fijos no se manejan con un índice de tolerancia. Jaime Castellanos, gerente de Safety, explica que los equipos son precisos y no dan un margen de error, se sanciona el exceso así sea apenas de un kilómetro por hora. Si sobrepasa los 60 km, la sanción es de USD 375.

En la ciudad funcionan ocho fotorradares fijos desde hace dos años y desde el 2017 se usan dos radares móviles, para los controles en cualquier punto de la ciudad.

Desde el 2015, cuando comenzó el control, el cobro de las multas ha generado ingresos por USD 19 321 696, según un informe del Departamento Financiero del Municipio de Ambato. Esta cifra está actualizada hasta enero de este año.

Silvia Toaza, directora Financiera, detalló la recaudación anual del 2015 y 2016 . El cobro de este año está actualizado hasta enero, y asciende a USD 804 135. Aclaró que en la cuenta del Municipio fue deposi­tado un rubro de USD de 4,5 millones, que corresponde al período de febrero a mayo de este año. “El sistema de la Agencia Nacional de Tránsito está dañado y no sabemos si el monto es por las multas de los fotorradares o por otras infracciones”.

Los funcionarios de la Dirección de Tránsito, Transporte y Movilidad del Municipio de Ambato detallan que el funcionamiento de estos dispositivos ayudó a bajar los casos de accidentes de tránsito, porque los conductores evitan ir a más de 50 km en la zona urbana.

Según Paco Urrutia, director de Tránsito, entre enero y junio del 2016 se registraron 714 accidentes, mientras que en el mismo período de este año ­hubo 533 casos.

Urrutia indicó que no existe ninguna persecución contra los conductores y que más bien se ha dialogado con los dirigentes de la Unión de Taxistas y de las cooperativas de buses urbanos. Por ejemplo -dijo- se les ha hecho conocer cómo funcionan los operativos de control con los fotorradares.

Explicó que la Jefatura de Movilidad realiza planes de ubicación de los dispositivos, según los índices de accidentabilidad de cada zona. “Es falso que los radares móviles se ubiquen en pendientes o curvas, eso no permite la Ley”.

El funcionario expresó que Ambato es en el único lugar del país donde se emiten mensajes por las redes sociales, que señalan los lugares donde estarán instalados los radares móviles. Se difunde una hora antes. “Se hace un control más preventivo y no represivo”.

Los 2 500 socios que integran la Unión de Taxistas de Tungurahua planean realizar una marcha de protesta. A esta medida se sumarían las cooperativas de transporte urbano.

Iván Bonilla, presidente de la Unión, afirmó que hay malestar general. “Las multas son altas y no están a la par con nuestros ingresos. Si se pasa 1 kilómetro/h, la sanción es de USD 112 y eso nos afecta”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (39)
No (5)