9 de mayo de 2017 00:05

10 contratos para la Refinería de Esmeraldas, por terminar

vicente costales / el comercio El viernes se formó la Asociación Defensa Laboral que reúne a personas que perdieron su empleo en Esmeraldas.

El 5 de mayo se formó la Asociación Defensa Laboral que reúne a personas que perdieron su empleo en Esmeraldas. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 10
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Política

Petroecuador inició la terminación de al menos 10 contratos con empresas proveedoras de servicios para la Refinería de Esmeraldas en los últimos meses, dijo Gabriel Rivera, gobernador de la provincia.

El funcionario explicó que el proceso de terminación se debió a incumplimientos por parte de las empresas proveedoras de servicios. “Esto determinó que aquellas personas que laboraban en esas empresas hayan sido despedidas”.

La Gobernación calcula que unas 1 200 personas perdieron sus empleos como consecuencia de la terminación de contratos con esas firmas.

El viernes 5 de mayo del 2017 esos estrabajadores conformaron la Asociación Defensa Laboral. Teresa Yépez, su presidenta, contó que esta asociación la integran exempleados de empresas como JV Seimec (Jorge Vivar Servicios Ingeniería Mecánica), Promanti y Tesca.

Félix Rodríguez es una de las personas que perdió su empleo recientemente. Él era supervisor del proyecto de recuperación de condensado en la Refinería y trabajaba para la empresa JVSeimec. Entre sus labores estaba el mantenimiento de las trampas de vapor. Rodríguez comentó que su empleador les informó que suspendió los trabajos por falta de pago de Petroecuador.

Aseguró que su patrono les pagó el sueldo y la liquidación hasta diciembre del 2016.

En las oficinas de Tesca, en Esmeraldas, permanece el personal de seguridad y un par de empleados administrativos que laboran de lunes a viernes.

La terminación de los contratos por parte de Petroecuador afectó a subcontratistas y proveedores.

“Esmeraldas empezó a surgir, había trabajo y todo marchaba bien hasta diciembre de 2016”, aseguró una de las subproveedoras perjudicadas, quien teme dar su nombre por temor a que no paguen sus facturas pendientes.

Manuel Almeida, propietario de un restaurante, sintió la baja de la actividad en el último año. Dijo que un cliente de la Refinería le compraba entre 100 y 200 platos cada semana o cada 15 días, pero desde inicios de año dejó de hacerlo.

Una subproveedora le facilitó hospedaje y alimentación al personal de Tesca alrededor de tres años. “Aquí deben a mucha gente. Nos han quedado mal, no sabemos qué hacer”, dijo la mujer que prefirió reservar su nombre, al explicar que la deuda que se generó entre enero y abril de 2017 supera los USD 10 000. El Gobernador dijo que el desempleo en la provincia también se explica porque algunos de los trabajos de rehabilitación y sostenimiento de la Refinería Esmeraldas han ido concluyendo.

Esas obras demandaron una inversión de USD 2 306 millones, según cuantificó este Diario en un reportaje de enero del 2017. Eso generó una contratación “en masa” en Esmeraldas, reconoció el Gobernador.

Rivera cree que cuando se recontraten a nuevas empresas para terminar esos servicios que están en camino se retomará el empleo en lo que se estime necesario cubrir mientras acaben las obras.

Poca gente recorriendo el malecón de Las Palmas, muchos locales cerrados y los pocos abiertos con una que otra pareja de clientes. Así lucía el sábado pasado la zona turística de la capital de Esmeraldas.

Para María Teresa Cabezas, administradora del restaurante Brisas del Pacífico, la baja del comercio responde a varias razones. Además de las secuelas del terremoto, “los ciudadanos no vienen porque la situación está difícil”, explicó Cabezas.

Piero Rivera, vicepresidente de la Cámara de Comercio de Esmeraldas, dijo que la pérdida de empleos relacionados a la Refinería han perjudicado al sector empresarial porque la ciudad depende mucho de las fuentes de trabajo que genera.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), entre diciembre del 2015 y diciembre del 2016 la tasa de desempleo en Esmeraldas aumentó del 7,8 al 8,9% .

Este Diario pidió ayer información a Promanti y JVSeimec sobre la terminación de contratos. El viernes se hizo lo propio con Petroecuador y los ministerios de Hidrocarburos y de Trabajo.

Hasta el cierre de la edición no hubo respuesta de las empresas ni de las entidades públicas. De su parte, la empresa Tesca tiene desactivada su web y los teléfonos no responden.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)