28 de septiembre de 2014 20:19

Los contratos vinculados a préstamos son frecuentes

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 15
Contento 0
Alberto Araujo.  Redactor
albertoa@elcomercio.com

Los préstamos condicionados a la contratación de determinadas empresas o servicios no han sido ajenos a la actual administración. El hecho ha sido frecuente sobre todo para la construcción de centrales de generación hidroeléctricas.

Esta semana, la agencia Bloomberg dio a conocer que la empresa estadounidenses Noble Americas otorgó un préstamo de USD 1 000 millones a Petroecuador. Pero esta línea de crédito estuvo condicionada a que la petrolera estatal compre durante los próximos cinco años hasta el 55% de las gasolinas súper y extra, y del diésel premium que el Ecuador importa.

En esta misma línea, en agosto del 2011 las autoridades de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec) revelaron que las centrales hidroeléctricas Delsitanisagua, Quijos, Mazar-Dudas y la eólica Villonaco serían licitadas bajo el régimen especial exclusivamente entre empresas chinas.

Para construir estas centrales se presentaron Cneec, Harbin, entre otras.Esto debido a que su financiamiento prevenía de un crédito de USD 600 millones de China.

Bajo la misma lógica, el mismo año se abrió un concurso bajo la modalidad de invitación directa solo entre empresas brasileñas para la construcción del proyecto Manduriacu. Esto porque la hidroeléctrica sería financiada a través del Banco de Desarrollo del Brasil.

De la invitación participaron las empresas Engevix y Odebrecht y esta última fue adjudicada con la obra.

Otras obras cuyo financiamiento estuvo vinculado a la contratación de empresas del país de origen del crédito fueron las hidroeléctrias Sopladora y el Toachi-Pilatón.

En el primer caso, la obra fue adjudicado a la firma Gezhouba de China y el financiamiento estuvo a cargo del Eximbank de ese país asiático.

Para el Toachi-Pilatón, la provisión de los equipos electromecánicos se adjudicó a la empresa rusa Inter Rao porque se comprometió un préstamo de USD 140 millones de Rusia para esta obra.

El expresidente de Consejo Nacional de Electriciad (Conelec), Rubén Barreno, indica que con este tipo de préstamos condicionados o restringidos se pierden las ventajas de competencia y transparencia dentro de un proceso de licitación.

Destaca que los préstamos de países condicionados a la contratación de sus empresas es una práctica común que no se ha dado solo ahora sino también en gobiernos pasados.

El catedrático en economía, Jaime Cabezas, coincide en que la competencia se ve minimizada en este tipo de contratos. Advierte que ellos salen de los canales ordinarios de la contratación pública y optan por regímenes especiales donde hay mucha discresionalidad en las autoridades que están a cargo de los procesos.

Según Cabezas, el Régimen opta por este tipo de medidas debido a que la caja fiscal está muy rebajada y el país ha venido enfrentando cuatro años seguidos de déficit fiscal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)