1 de November de 2009 00:00

Los consumidores hablaron de sus derechos en Cuenca

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca

El consumidor no debe ser conformista. Ese lema se transmitió en el taller sobre Derechos del consumidor y usuarios, que finaliza hoy en Cuenca.

El auditorio de la Universidad del Azuay, donde se realizó el taller, quedó pequeño. Hasta el lugar llegaron asociaciones de comerciantes y artesanos, estudiantes de escuelas, colegios y universidades de la ciudad.

Según María Fernanda Mata, directora de Defensa del Consumidor del Ministerio de Industrias, la idea es informar sobre los derechos y obligaciones que tienen como consumidores.

Hassan Qaqaya, director de Políticas de Comercio y Desarrollo de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, en inglés), explicó que el consumidor debe ser exigente y no dejarse embaucar.

En Ecuador -dijo- el 20% de las ventas corresponde a las no reportadas o informales. Según las estadísticas que presentó el experto, en América Latina la informalidad creció un 7,3% entre 1990 y 2004. En este último año, el 41,2% del total de ventas de la región fue de los informales. Para Qaqaya, este tipo de venta debe ser regulada porque es dañina para el consumidor.

La inquietud con la que llegó el universitario José Miguel Fernández era saber qué puede hacer cuando adquiere un producto y este estuvo en malas condiciones. “No sabía que tengo derecho a la reposición o a la garantía”.

Mata explicó que las publicidades, en algunos casos, también generan inquietudes. “Existen publicidades que no son claras, no son específicas y se podrían catalogar como engañosas que hay en el país y estamos empezando a verlos para normarlos”.

Cintya Zapata, directora de la Agencia del Consumidor de Costa Rica, presentó el Manual de Buenas Prácticas de Protección al Consumidor.

Según ella, este manual va más allá de las disposiciones de protección al consumidor que están en la Ley. Fomenta una mejor cultura del consumo y promueve una mayor competitividad “porque las empresas empiezan a competir entre sí y logran madurez y dinámica en sus relaciones”.

Los expertos en derecho del consumidor estuvieron ayer en la feria libre El Arenal. Allí se realizó un conversatorio con vendedores y consumidores. Se les aconsejó que los productos que expenden sean de buena calidad y que la higiene es importante al momento de manipular los alimentos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)