28 de diciembre de 2017 00:00

Consulta Popular: polémica por asignación de fondos para campaña

Lourdes Tibán (segunda desde la izquierda) participó ayer en una rueda de prensa de Pachakutik, en Quito. Foto: API

Lourdes Tibán (segunda desde la izquierda) participó ayer en una rueda de prensa de Pachakutik, en Quito. Foto: API

valore
Descrición
Indignado 13
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Política

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La distribución de recursos para la campaña electoral de la consulta y referendo depende, en buena medida, de la cantidad de organizaciones inscritas para cada opción.

El Consejo Nacional Electoral dispuso que para el sí se repartan USD 1,95 millones y para el no, la misma cantidad.

Así, mientras más organizaciones haya por una opción, menor será la cantidad individual que perciban. Y mientras menos organizaciones existan por la otra opción, mayor será el valor individual.

Una vez cerrado el proceso de calificación de quienes participarán en la campaña, la diferencia entre una y otra opción es importante.

Los USD 1,95 millones del sí deberán repartirse entre 36 organizaciones. Y la misma cantidad se distribuirá entre solo cuatro que fueron aprobadas para pedir el voto por el no.

La Confederación de Organizaciones Sindicales Libres (Ceosl) considera que esto pone en desventaja a quienes harán campaña por el sí. El próximo 2 de enero tiene previsto presentar una impugnación al método para repartir los recursos, ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Ángel Sánchez, presidente de esa agrupación, explica que contraviene lo establecido en la Constitución. El artículo 95 señala que la participación ciudadana debe orientarse con criterios de igualdad.

Otro aspecto que se toma en cuenta para distribuir los recursos para la campaña es el número de preguntas para las cuales cada organización se inscribió. A más preguntas, más recursos.

De las 36 que optarán por el sí, 33 lo hicieron para todas las interrogantes (siete). Está previsto que cada una reciba USD 58 479,66 por parte del CNE. En esta lista se incluyen los 16 partidos y movimientos políticos nacionales, con vida jurídica.

En cambio, cada una de las agrupaciones sociales admitidas para hacer campaña por la otra opción; el no, en las siete preguntas, recibirá una asignación de USD 488 497,43.

Este dinero no se entrega directamente a las organizaciones. Es manejado por la autoridad electoral para comprar espacios de promoción en medios de comunicación y empresas de vallas publicitarias.

Por tanto, no puede ser usado en otros gastos.

Para Lourdes Tibán, dirigente de Pachakutik, movimiento político inscrito por el sí en todas las interrogantes, esa regla dificulta la campaña.

Su movimiento se enfocará en recorrer zonas alejadas de las provincias y comunidades. Y generalmente en esos lugares no existe una señal de televisión y energía eléctrica.

Por tanto, agrega, los comerciales de TV y cuñas radiales tienen poco impacto. “El presupuesto que asigna el CNE no es lo primordial porque finalmente esos recursos no llegan en efectivo para la socialización. Nosotros no vamos a depender de ese apoyo económico”, aseguró.


Gestión para la campaña


Las organizaciones inscritas tendrán un límite de gasto de sus propios recursos. Es el mismo monto que recibirán como parte del fondo de promoción.

Luego de que termine el proceso electoral deberán sustentar la obtención del dinero y su gasto ante el CNE.

De ese dinero deberán salir los artículos promocionales: esferos, gorras, camisetas, eventos y la producción de los comerciales, cuñas y vallas que luego la entidad electoral pautará en los medios y empresas de comunicación.

En el caso de las organizaciones sindicales, la obtención de recursos aún no está clara. No tienen un presupuesto.

Sánchez dice que no pedirán a los sindicatos sino que lo tomarán del presupuesto anual.

Henry Cucalón, asambleísta y dirigente del PSC, explica que esta es una consulta de la ciudadanía, por lo que la campaña no se basará en grandes eventos sino en trabajos de difusión en cada provincia.

Los fondos no saldrán del partidario permanente porque existe una prohibición legal sino de la autogestión.

Geovanny Atarihuana
, director de Unidad Popular, indica que se ha dispuesto un trabajo de 5 000 voluntarios que recorrerán el Ecuador recolectando un fondo para la producción de banderas y elaboración de mensajes en redes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)