5 de diciembre de 2017   00:00

El Cónsul de EE.UU. recopila información sobre pescadores

JULIO ESTRELLA / EL COMERCIO La semana pasada, el cónsul de EE.UU. en Guayaquil, Andrew K. Sherr, se reunió en Manta y Jaramijó (foto) con familiares.

La semana pasada, el cónsul de EE.UU. en Guayaquil, Andrew K. Sherr, se reunió en Manta y Jaramijó (foto) con familiares. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Guayaquil

El reclutamiento de pescadores para que trasladen droga hacia Estados Unidos también impacta en las poblaciones de Santa Elena.

En lo que va de este año, 12 personas han sido detenidas en aguas internacionales y cumplen sentencias en Estados Unidos, según la Capitanía de Puerto de Salinas.

La institución realiza operativos de control a las embarcaciones de cinco puertos pesqueros de esta provincia: Anconcito, Palmar, Santa Rosa, Salinas y Chanduy. Como parte de estas tareas, los uniformados operan hasta ocho millas mar adentro. A partir de esa distancia, el control corresponde al Comando de Guardacostas de la Armada.

Entre los pescadores capturados está el esposo de Esther, la mujer con quien procreó tres hijos. Él es de Manabí y por la situación económica viajó a Esmeraldas, con la idea de mejorar sus ingresos con la pesca. Pero las cosas no le salieron bien. “Cuando nos enteramos de todo se puso a llorar y me dijo que lo hizo por nosotros”. recuerda Esther.

Antes de ser capturado, él le había prometido regresar en dos semanas para celebrar su cumpleaños. Eso no ocurrió.
En medio de todo lo que sucedía, Esther conoció el caso de otra persona apresada en los Estados Unidos. La esposa de ese pescador se quedó a cargo de dos niños.

En la cooperativa Producción Pesquera Artesanal de Santa Rosa se conoce de otros cinco casos. Todos piden ayuda para solucionar la situación de sus parientes.

Por ahora, el cónsul de Estados Unidos en Guayaquil, Andrew K. Sherr, recoge datos de los lancheros aprehendidos.

La semana pasada estuvo en Manabí. Visitó el poblado pesquero de Jaramijó y se reunió con dirigentes y familiares afectados por los narcos.

Durante dos horas escuchó los problemas que los pobladores tienen con respecto a la pesca y la venta del producto.

El funcionario también recopila información sobre las ofertas que los narcos hacen a los pescadores y las amenazas que han recibido.

Luego de ese encuentro, el Cónsul se dirigió a Manta, en donde se reunió con autoridades de la Marina.

En Santa Elena, los dirigentes señalan que la actividad pesquera está bajo hace 7 años.

Una de las razones para este hecho es el robo a motores.
Entre enero del 2014 y abril del 2017, la Cooperativa registra 158 denuncias de este tipo. La cifra aumentó cada año.

El capitán de Puerto de Salinas, Boris Rodas, dijo que estos robos están relacionados con el narcotráfico. “Algunas embarcaciones que detenemos han estado listas para salir con víveres, combustibles, sin matrícula sin nombre y con motores nuevos”, refirió.

En el 2017, la Capitanía halló 1 360 kg. de droga tanto en la playa como en altamar. Uno de los cargamentos fue hallado en Palmar, donde se detectó bultos con el alcaloide.

En esta semana se encontraron 600 kilos de droga en sacos de yute en la playa Acapulco, parroquia Ancón. En esa operación policial se detuvo a 7 personas, quienes presuntamente intentaban distribuir la carga hacia Centroamérica y luego a Estados Unidos.

Mientras esto hacen los uniformados, los familiares siguen los trámites con la idea de repatriar a los presos.

Hace pocos días, el abogado que los Estados Unidos asignó a su esposo pidió a Esther tres certificados de honorabilidad. En enero, la justicia de ese país tiene previsto dar a conocer la pena que imponga al ecuatoriano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)