20 de julio de 2016 17:12

En 30 días empezará la construcción de 1 000 casas para afectados por el terremoto en Esmeraldas y Manabí

Casas destruidas en Chamanga, en Muisne, el pasado 18 de mayo del 2016. Foto: EL COMERCIO

Casas destruidas en Chamanga, en el cantón Muisne, el pasado 18 de mayo del 2016. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Marcel Bonilla

Los habitantes de Chamanga, parroquia del cantón Muisne, sur de la provincia de Esmeraldas, asistieron al lanzamiento del plan de viviendas impulsado mediante convenio marco, entre la Cruz Roja del Ecuador y el Consejo Nacional de Gobiernos parroquiales y rurales del Ecuador (Conagopare).

El acto se desarrolló la mañana de este miércoles, 20 de julio del 2016, en Chamanga, en donde se explicó el plan de vivienda, diseñado para las personas que ahora habitan en carpas, donadas por países amigos y el gobierno.

El objetivo es construir 1 000 viviendas en Esmeraldas y Manabí. En Muisne se construirán 400 casas en sitios seguros; para eso se cuenta con la información técnica del Comité de Reconstrucción y de la Secretaría de Panificación.

Se trata de edificar en zonas seguras, fuera del área de riesgo, sobre todo, alejadas del perfil costero, que es donde se registró la mayoría de casas caídas, como en el caso de Chamanga, una población de pescadores, colectores de conchas y cangrejos.

Esta población se asentó en terrenos inestable, junto al manglar, en donde aún se observan los vestigios de las casas que se desplomaron tras el fuerte movimiento del pasado 16 de abril. Las nuevas viviendas empezarán a construirse en 30 días más.

“Esperamos que empiece el proceso de reconstrucción lo más pronto posible”, dijo Roberto Acevedo, habitante de la población de Chamanga, dedicado a la cría de camarón en cautiverio.

El presidente de los gobiernos parroquiales, Bolívar Armijos, explicó que las casas serán prefabricadas, con técnicas sismorresistentes.

Serán viviendas de 55m2, con tres cuartos, una sala y un comedor. Se pensó en esas medidas porque las familias del campo son un poco más numerosas y necesitan más espacios.

En el lanzamiento del plan de vivienda participó Juan Cueva, presidente de la Cruz Roja Ecuatoriana, quien mostró su interés por ayudar a las poblaciones afectadas de Esmeraldas y Manabí.

Las poblaciones en donde se intervendrá de manera prioritaria son Sálima, Chamanga y San Gregorio, en la provincia de Esmeraldas, y en Canoa de Manabí, pues allí se registra un buen número de casas caídas por el terremoto del pasado 16 de abril.

Las tres poblaciones seleccionadas en el cantón Muisne se dedican a la actividad pesquera y la producción agrícola. La población ha intentado volver a sus actividades cotidianas en medio de limitaciones para producir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)