20 de diciembre de 2017 00:00

Conmoción en Ecuador por la muerte de la pequeña Emilia en Loja

Agencia API Decenas de lojanos se concentraron la tarde de ayer en el parque Central, para conocer el caso de la menor y manifestar su apoyo a los familiares.

Decenas de lojanos se concentraron la tarde de ayer en el parque Central, para conocer el caso de la menor y manifestar su apoyo a los familiares. Foto: Agencia API

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 154
Triste 43
Indiferente 4
Sorprendido 3
Contento 3
Giovany Astudillo
Editor (I)
seguridad@elcomercio.com

En el fondo de una quebrada, en la carretera Loja-Catamayo, fue encontrado la mañana del martes, 19 de diciembre del 2017, el cadáver de Emilia, de nueve años. Estaba desaparecida desde el 15 de diciembre.

La Policía llegó a ese lugar, que está ubicado a 400 metros de la carretera a la parroquia Chuquiribamba, por la información que dio el sospechoso de la muerte de la niña lojana. Él fue detenido a las 09:00 del martes, tras un operativo.

Durante dos horas, el detenido aportó con la información sobre este caso, señaló Víctor Manuel Aráus, director Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros. Él viajó a Loja para las investigaciones del caso.

El detenido era amigo de los progenitores de la fallecida, Ángel Vinicio Benavides y Olga Cuenca. Ambos tienen una microempresa que organiza fiestas infantiles y bailoterapias. Estaban vinculados por esas actividades.

De acuerdo con las primeras informaciones, el cuerpo presenta evidencias de que fue incinerado. La tarde del 19 de diciembre se practicó la autopsia en el Centro Forense de Loja, para determinar la causa del deceso.

Esa información es vital, dijo el fiscal lojano Rodrigo Galván, para tipificar el delito. Hoy se realiza la audiencia de formulación de cargos.

La menor desapareció desde las 12:42 del viernes, en la esquina de las calles Bernardo Valdivieso y Lour­des, en el centro de la ciudad. Ese lugar está a tres cuadras del plantel educativo, donde Emilia cursaba el sexto de Básica.

Ella vestía el uniforme de cultura física y llevaba su mochila. En una cámara de video-vigilancia se observó que estaba esperando el bus para dirigirse a su casa, ubicada en el barrio Ciudad Alegría.

A diario, la niña tomaba la línea 11 para dirigirse a la escuela y retornar a su hogar, en el suroccidente de la urbe. Solía viajar sola. En el video también se observó que un desconocido se acercó a la menor.

Una vez que se confirmó el hallazgo, Ángel Benavides aseguró que no busca venganza en contra del presunto autor de la muerte de su hija. “Dejo en las manos de Dios y de la justicia su juzgamiento”.
Él no se vestirá de negro en señal de luto sino de blanco, como un homenaje a la memoria de Emilia, quien era la última de tres hermanas. Las mayores tienen 22 y 17 años.

La niña desapareció en Loja el viernes 15 de diciembre del 2017. Foto: API

La niña desapareció en Loja el viernes 15 de diciembre del 2017. Foto: API


El obispo de Loja, Alfredo Espinoza, dijo que una vez que las autoridades entreguen el cuerpo se determinarán la hora y el día del sepelio. Inicialmente, la velación se realizará en el Colegio Santa Mariana de Jesús. Se escogió ese lugar porque el progenitor es docente de esa institución. La misa se cumplirá en la Catedral lojana y será presidida por el Obispo.

“Hablé con la familia, que está muy consternada y dolida. Mis palabras fueron de aliento y resignación y para que no existan ni violencia ni odio. El padre es un hombre de fe. Fue seminarista y catequista”, recordó monseñor Espinosa.

Una vez que se informó sobre la muerte de la niña lojana, cientos de personas se congregaron en el parque Central de la capital provincial. El gobernador, Eduardo Jaramillo, explicó a amigos, familiares y ciudadanía sobre las investigaciones. Hubo consternación.

Desde el viernes, una vez que los familiares de Emilia denunciaron su desa­parición, se inició en Loja una campaña de búsqueda con apoyo de familiares, amigos, compañeros de trabajo, organizaciones religiosas.

Además, la imagen de la niña de difundió a través de redes sociales y se colocaron afiches en sitios estratégicos de Loja, Zamora, Machala, entre otras ciudades.

Incluso, los servicios de la Interpol y Migración activaron las alertas de búsqueda nacional e internacional.

En contexto

El caso de Emilia es el segundo que conmociona a Loja. Desde hace tres años se busca a María del Cisne Conde, de 8 años. Hasta el momento no hay datos de su paradero. Sus familiares colocaron un cartel en el centro de Loja y piden información para ubicarla.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (70)
No (4)