13 de December de 2009 00:00

Consejos de seguridad para los padres durante la Navidad

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Todos quienes tenemos o hemos tenido niños pequeños en casa sabemos lo difícil que es conseguir que se mantengan alejados de toda inseguridad mientras decoramos el hogar para la temporada navideña.   Son 10 las reglas básicas para combatir la inseguridad de los pequeños del hogar durante la temporada navideña:

En primer lugar es vital mantener las guirnaldas de luces navideñas lejos de los niños pequeños, algo que se puede conseguir usando pinzas sujetadoras para mantenerlas juntas y colocarlas en lugares lo más distantes posibles para que  no tengan acceso a ellas.

La segunda regla de oro es que si se utiliza tiras de flecos de colores (guirnaldas) para adornar el árbol hay que asegurarse de no dejarlas en el piso o al alcance de los niños, pues ellos tratarán de comerla y el peligro de que se atoren es muy grande. Si se las va a utilizar lo mejor será ponerla en la parte más alta del árbol de Navidad de manera que los pequeñines no la puedan coger.

La tercera regla  es mantener los adornos navideños de vidrio en la parte superior del árbol, pues esto evitará que los niños intenten cogerlas para jugar pues su brillo les llama mucho la atención y si las cogen y estas se rompen se pueden cortar sus manos o sus caras.

El cuarto consejo es usar piola para colgar los adornos en el árbol. Si se usan ornamentos que tienen argollas de alambre para colgarlos, asegúrese de  ponerlos en la parte superior del árbol para evitar que  los tomen,  jueguen con ellos y se lastimen.

El quinto consejo es que si tiene problemas en mantener a los niños alejados del árbol navideño, vea la manera de colocar una rejilla a su alrededor.

El sexto es pedir a los niños que ayuden a hacer algunas decoraciones sencillas como los copos de nieve hechos de papel y otras similares. Hacer esto los mantendrá ocupados y, al tratarse de proyectos simples y seguros, estarán a salvo y alejados de aquello que se puede romper o causar un cortocircuito.

La séptima sugerencia es que al colgar las luces del árbol no se recarguen las conexiones, así se mantendrá a los niños y a toda la familia a salvo.

El consejo número ocho se refiere a que cuando se traigan las decoraciones que han estado guardadas en algún lugar no se permita a los niños pequeños sacarlas de las cajas porque algunas pudieran haberse roto y los niños pudieran herirse con los pedazos.

La novena sugerencia es que si se piensa tener velas prendidas es necesario asegurarse que no estén al alcance de los pequeños. Cuando coloque una vela asegúrese de que de ninguna forma su niño se pueda golpear contra la repisa o cualquier lugar en donde las haya colocado porque se pueden caer y causar daño a los pequeños.

Y la última sugerencia es asegurarse de que las cosas que se utilicen para envolver o colgar algo sean recogidas una vez que han sido usadas de manera que los niños no se las metan a la boca o se lastimen al jugar con ellas.

Muchas de estas sugerencias son de sentido común, sin embargo año tras año hay noticias de que un niño pequeño fue herido o sufrió algún accidente a causa del descuido de los padres que no ejercitaron las debidas precauciones durante la época navideña.

Juguetes peligrosos

A todos los niños, de cualquier edad, les encanta los juegos de artes y manualidades; sin embargo, aunque los crayones de cera, la pintura o la cola para pegar no son muy apetitosos para los adultos, siempre es posible que a alguno de los chicos les atraiga la idea de probarlos. Por eso siempre se deben comprar productos no tóxicos y examinar los juegos que tengan herramientas afiladas o puntiagudas como las tijeras, lápices, agujas o broches.

Es imprescindible leer siempre las instrucciones para averiguar la recomendación de los diversos juguetes según la edad. A los niños pequeños les encanta llevarse cosas a la boca y, por tanto, deben evitarse aquellos juegos que tienen piezas pequeñas como bolitas, pelotas o ruedas.

Cuando la etiqueta dice que no se recomienda para niños menores de 3 años, por lo general significa que el juego o juguete trae piezas muy pequeñas. Los botones, los lazos, las cuerdas,  las perlas son también inadecuadas para los niños menores de 3 años, por esta razón hay que asegurarse de que los ojos, botones o lazos de las muñecas o los ositos de peluche estén bien cosidos.


 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)