11 de febrero de 2015 21:41

Siete consejos para evitar desgracias en zonas de riesgo

Hasta el momento se registran 66 casos de inundaciones y 33 movimientos en tierra, en la Delicia, Tumbaco y Valle de Los Chillos. Foto: Archivo/ El Comercio

Hasta el momento se registran 66 casos de inundaciones y 33 movimientos en tierra, en la Delicia, Tumbaco y Valle de Los Chillos. Foto: Archivo/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome. Redactora

Los Tadeo lo perdieron todo hace una semana, pero este 11 de febrero estrenan nuevo hogar. La noche del 8 de febrero la mediagua en la que vivían cuatro miembros de la familia, en Colinas del Norte, se destruyó por un deslave.

Sin embargo, fueron reubicados en una casa en Ciudad Bicentenario, en Pomasqui, al norte de Quito. Juan Zapata, Secretario de Seguridad y Gobernabilidad, anunció que se tomó la decisión de derrocar la vivienda.

Mientras tanto, según el Municipio, se asignará un fondo de ayuda humanitaria por un monto de USD 177, para que puedan pagar la renta de su nuevo hogar.

Con la ayuda de dos camiones de la Policía Metropolitana, la familia llevó sus pertenencias al nuevo hogar. Desde el día de la tragedia, ellos vivían en un albergue de la Delicia. Su antigua casa, unos cuartos de bloque, latas y palos, quedó colgada sobre la pendiente, a unos seis metros de altura.

Hasta el momento se registran 66 casos de inundaciones y 33 movimientos en tierra, en la Delicia, Tumbaco y Valle de Los Chillos. Las lluvias continuarán con fuerza en los meses de marzo y abril. La Secretaría de Seguridad del Municipio y el COE Metropolitano dan recomendaciones para evitar posibles desgracias, en especial en las zonas de riesgo del Distrito.

1. Realice mingas. Si vive cerca de pendientes o de terrenos inclinados, una buena alternativa es organizarse con familiares y vecinos para limpiar sumideros y, en general, el terreno. Asegúrese de que los canales recolectores de aguas lluvias estén en buen estado y no tengan troncos o basura interrumpiendo el paso.

2. Mantenga limpio el patio. Asegúrese que en el patio de su vivienda no existan elementos que pudieran ser arrastrados hacia los desagües y taponarlos. Retire fundas, plásticos, juguetes o elementos que pudieran tapar los sifones.

3. Active alertas tempranas. Es importante que se dé cuenta a tiempo cuando un muro está, por ejemplo, humedecido o cuarteado. Si nota que hay grietas o inestabilidad en un muro cerca de casa, comuníquese inmediatamente al 1 800 242424. Un equipo de técnicos realizará una evaluación geotécnica en el lugar.

4. Cuide las cunetas de coronación. En las zonas más complicadas del Distrito existen cunetas de coronación, es decir canales en la parte alta de los taludes que recogen las aguas lluvia y las llevan al sistema de alcantarillado. Cuando están cubiertas de matorrales o basura, el agua se retiene, se filtra en la tierra y puede ocasionar una desgracia.

5. Sea solidario con la vecindad. Evite que las aguas servidas de su casa afecten al terreno de alguno de sus vecinos. Cuando haya fugas del líquido alerte al dueño de la vivienda para que pueda solucionar el inconveniente.

6. Arme un plan de prevención. Busque lugares estables. Es importante que anticipadamente ubique lugares seguros en su sector, como una Unidad de Policía Comunitaria, una escuela, por ejemplo. Además, acuerden con los vecinos que si alguna desgracia llegase a ocurrir, tendrán un punto de encuentro para poder ponerse a buen recaudo.

7. No arriesgue su vida. Si debió abandonar su vivienda por filtraciones o posibles derrumbes, no ingrese a tratar de rescatar enseres. Antes, llame al Cuerpo de Bomberos y a las unidades de socorro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)