28 de noviembre de 2014 18:49

Los conocimientos andinos de salud congregan a 250 personas en Otavalo

En Otavalo se desarrollará hasta el 29 de noviembre, el Primer Congreso de Saberes Ancestrales en Salud. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

En Otavalo se desarrollará hasta el 29 de noviembre, el Primer Congreso de Saberes Ancestrales en Salud. Foto: José Mafla/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

José Luis Rosales. Redacción Sierra Norte

Con una ceremonia indígena inició hoy, 28 de noviembre de 2014, en Otavalo, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador, el Primer Congreso de Saberes Ancestrales en Salud. Participan 250 personas entre conocederos de los saberes andinos, parteras y estudiantes.

Esta conferencia, que se desarrolla hasta mañana en el Centro Cultural Kinti Wasi (Casa del Colibrí), en Otavalo, busca recuperar los conocimientos de las “mamas” y “taitas”.

Unos cinco yachas (sabios, en quichua) realizaron el ritual andino junto a la gruta del Socavón, un ícono sagrado para mestizos e indígenas otavaleños. “Nosotros somos de tierra y allá vamos a regresar”, mencionó el yachay José Santos Muñoz, mientras depositaba el material de color negro en una vasija de barro.

Santos es uno de los líderes del Centro de Sabiduría Ancestral Achillsami, que junto a la Universidad Técnica del Norte (UTN) organizan el seminario. Este indígena, de 61 años, explica que entre la agenda del congreso se abordan los conocimientos que preservan los indígenas para combatir las enfermedades, desde tiempos milenarios.

Estos saberes se centran en la Pachamama (madre tierra), a la que consideran generadora de la salud física, espiritual, mental y emocional, explica Alfonso Cachimuel, catedrático de la UTN. Precisamente, otro de los objetivos del encuentro es promover la convivencia entre los conocimientos académicos y las prácticas empíricas de salud.

En las jornadas se desarrollan conversatorios y ponencias. Una de ellas estuvo a cargo de Katsa Cachiguango, que habló de la importancia de las curaciones en base a los cuatro elementos vitales de la ritualidad indígena. Se refiere al fuego, aire, tierra y agua que son necesarios para mantener la armonía de todos los seres vivos de la naturaleza.

Para mañana, está previsto realizar rituales de sanación. También se incluirá los conocimientos de los elementos de curación en la salud intercultural y el parto con el método vertical.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)