10 de octubre de 2017 22:49

15 años convertida en una 'dama de fuego'

Jaqueline Vaca es una de las 233 mujeres que integran el Cuerpo de Bomberos de Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Jaqueline Vaca es una de las 233 mujeres que integran el Cuerpo de Bomberos de Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
María Belén Merizalde

Jaqueline Vaca tiene 34 años y hoy cumplió 15 de haberse convertido en una 'dama de las llamas'.

Ella celebra su aniversario dentro de la institución precisamente cada 10 de octubre, fecha en que se conmemora el Día del Bombero Ecuatoriano.

Aunque de niña nunca soñó con ser una bombera, el anhelo de su madre la impulsó a elegir esta carrera como su forma de vida.

"Ahora que han pasado todos estos años y las experiencias que he vivido, puedo decir que yo amo mi profesión", comenta orgullosa.

Sus tres hijos se han convertido en su mayor fortaleza para continuar atendiendo toda clase de emergencias.

Sin duda una de las tareas más fuertes que le tocó realizar durante su carrera bomberil fue la búsqueda y rescate de personas en el terremoto ocurrido el pasado 16 de abril de 2016, en la provincia de Manabí.

"Aunque estamos preparados para esa clase de trabajos no deja de ser duro haber visto a una familia entera fallecida. O escuchar a una persona suplicar para que busquemos a su padre entre los escombros", explica conteniendo las lágrimas que quieren empezar a rodar por su rostro.

Pero todos los momentos difíciles son superados en medio de la familiaridad y fraternidad que existe en la estación de bomberos en la que está asignada, localizada en la avenida Veintimilla y Juan León Mera.

Allí todos forman una gran familia y no solo se trata de una frase construida, en realidad en el interior todo funciona como en un hogar. "Aquí cada uno debe limpiar su pieza, debe estar pendiente de su equipo y sobre todo debe colaborar para poder preparar los alimentos diarios".

Pablo Vega es uno de los más jóvenes de esa familia. Hace nueves meses se incorporó al grupo de bomberos. Él se graduó como el segundo mejor oficial de su promoción.

A sus 25 años asegura no haberse equivocado de profesión. "Uno cuando es niño piensa que un bombero es algo así como un súper héroe, pero no es así. Hoy sé que somos personas comunes que hacemos cosas normales, pero con mucha valentía".

Al momento Quito cuenta con 980 bomberos operativos, de los cuales 233 son mujeres.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)