16 de diciembre de 2017 10:25

Congreso se prepara para destituir a Kuczynski por caso Odebrecht en Perú

Kuczynski dijo que pedirá a las autoridades judiciales de Perú que le levanten el secreto bancario, tras las acusaciones de que una de sus empresas recibió pagos de la constructora brasileña Odebrecht. Foto: EFE

Kuczynski dijo que pedirá a las autoridades judiciales de Perú que le levanten el secreto bancario, tras las acusaciones de que una de sus empresas recibió pagos de la constructora brasileña Odebrecht. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 14
Agencia AFP

La suerte del presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, quedó en manos del Congreso, que votará el próximo jueves, 21 de diciembre su posible destitución por incapacidad moral, acusado de ocultar pagos que recibió por asesorías a la constructora brasileña Odebrecht.

El gobernante peruano podría convertirse en el funcionario con más alto rango en perder el cargo por culpa del mayor escándalo de corrupción que ha golpeado a América Latina.

Una abrumadora mayoría -93 de 118 legisladores presentes- respaldó la noche del viernes, 15 de diciembre del 2017, la propuesta para debatir la destitución del mandatario el jueves próximo. La cifra superó con creces el 40% que exige el reglamento para tal fin.

Se trata además de una señal para el futuro. Para la destitución de Kuczynski se requieren 87 votos del total de 130 escaños del Parlamento, que es controlado por la oposición.

“Se comunicará esta decisión al Presidente para que ejerza su derecho a la defensa (durante la próxima sesión) y asista con un abogado si así lo requiere”, dijo el presidente del Congreso, Luis Galarreta al concluir el debate de esta jornada.

Kuczynski también podría ser el segundo presidente del Perú en el siglo XXI que es destituido por incapacidad moral por el Congreso. A fines de 2000 ocurrió con Alberto Fujimori, condenado por crímenes de corrupción y lesa humanidad.

El remezón político hizo que el dolar en Perú alcance su mayor nivel desde inicios de año, mientras que la Bolsa de Valores volvió a caer.

Respeto al debido proceso

Pese a esa abrumadora mayoría de legisladores en su contra, en el debate resaltaron los pedidos para respetar el derecho a la defensa que tiene el mandatario.

“Yo he aprendido mucho de la experiencia vivida con mi padre y por eso considero que se debe respetar la presunción de inocencia. No podemos aceptar desde ya, sin haber escuchado al presidente, que se le condene”, dijo el legislador Kenji Fujimori.

Para el oficialismo, los opositores están acelerando el proceso de destitución. “Tienen que escuchar al presidente y en función de lo que el presidente diga se prepara un informe”, dijo el legislador de Peruanos Por el Kambio (PPK), Gino Costa.

Incapacidad moral


El pedido de destitución cuestiona el hecho de que Kuczynski haya negado de forma insistente sus vínculos con la constructora brasileña, y que luego haya sido desmentido por la propia Odebrecht.

“Este hecho pone en evidencia la falta de verdad en el presidente, que constituyen una incapacidad moral”, dice el pedido de destitución, respaldado por las bancadas opositoras, entre ellas la poderosa Fuerza Popular, que lidera la excandidata presidencial Keiko Fujimori.

La oposición ya había exigido a Kuczynski que renuncie. 

“No voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores ni a mis responsabilidades como presidente”, respondió el Mandatario, un exbanquero de Wall Street de 79 años.

Kuczynski, que inició su mandato de cinco años en julio de 2016, pidió que se le levante el secreto bancario “para que revisen todo lo que quieran”.

Millonarios pagos

Odebrecht reveló que pagó casi cinco millones de dólares por asesoramiento a firmas vinculadas al mandatario entre 2004 y 2013.

Del total, USD 782 000 dólares fueron a Westfield Capital, firma de Kuczynski, cuando se desempeñaba como ministro de Economía y presidente del Consejo de Ministros del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2006). Otros 4,05 millones fueron para First Capital, empresa de un exsocio.

El jefe de Estado rechazó vínculos con First Capital, aunque admitió que sí hizo una asesoría con ellos para un proyecto de Odebrecht, legalmente.

Respecto a Westfield Capital, que es de su propiedad, dijo: “Nunca ha estado a cargo de la gestión ni administración de la empresa cuando he ocupado un cargo público”.

En ambas compañías, los contratos fueron gestionados por su exsocio, el chileno Gerardo Sepúlveda.

Las asesorías ficticias han sido uno de los mecanismos de la empresa Odebrecht para realizar pagos irregulares.

Dos de sus consultorías están relacionadas con la carretera Interoceánica, por cuya concesión Odebrecht dice que sobornó con 20 millones de dólares al expresidente Alejandro Toledo, buscado por la justicia.

Kuczynski ha dicho que se reunirá con la comisión investigadora del caso 'Lava Jato' en el Congreso el 22 de diciembre. Un día antes, la Fiscalía lo ha citado para recabar su testimonio por el mismo caso.

Si Kuczynski pierde el cargo, el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, lo sucede. Si él renuncia, lo reemplaza la segunda vicepresidenta, Mercedes Aráoz, actual jefa del Consejo de Ministros.

Kuczynski es el tercer gobernante peruano en problemas por el caso Odebrecht, pues también Ollanta Humala (2011-2016) está en prisión preventiva acusado de recibir tres millones de dólares de Odebrecht para su campaña política.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (1)