23 de septiembre de 2017 00:00

La confrontación entre el presidente Lenín Moreno y Rafael Correa sube

El expresidente Rafael Correa dio ayer una entrevista en Bogotá, adonde viajó para participar en una conferencia. El presidente Lenín Moreno dio una entrevista a la BBC, en Nueva York, durante su agenda enmarcada en la ONU. Fotos:  Raúl Arboleda / AFP -

El expresidente Rafael Correa dio ayer una entrevista en Bogotá, adonde viajó para participar en una conferencia. El presidente Lenín Moreno dio una entrevista a la BBC, en Nueva York, durante su agenda enmarcada en la ONU. Fotos: Raúl Arboleda / AFP - Flickr de la Presidencia

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 147
Triste 7
Indiferente 7
Sorprendido 6
Contento 77
Adriana Noboa

Un nuevo capítulo de fricciones entre el presidente Lenín Moreno y el exmandatario Rafael Correa se reeditó el viernes, 22 de septiembre del 2017. Tuvo un eco mayor, porque se difundió por medios internacionales. Ambos dieron entrevistas por separado. Moreno desde Nueva York y Correa desde Colombia.

El Primer Mandatario confesó a la BBC que siempre tuvo diferencias con el expresidente. “Él sabía que yo en muchos aspectos difería de su forma de concebir la vida, la relación con los ciudadanos”. Y reconoció incluso que a Correa le hubiera gustado que su heredero sea una persona más acorde con su forma de pensar y de actuar.

Moreno contó también que cuando Correa fue a Ginebra, para pedirle que sea el candidato a la Presidencia por Alianza País (AP), él se comprometió a dejarlo gobernar.

“Me manifestó que iba a vivir a Bélgica y no iba a molestar (lo estoy diciendo como un término un poco feo), que va a respetar completamente mis decisiones. Pero -agregó- parece que se le ha olvidado un poquito la promesa”.

Moreno y Correa han chocado y se han enviado indirectas a través de plataformas digitales, desde el cambio de Gobierno, el 24 de mayo pasado. Desde entonces, la pugna ha ido escalando. Ayer, el expresidente Correa calificó a Moreno como “mediocre” y “traidor”.

Le comentó a la agencia AFP que existe la intención de “meterlo preso”, así como se pretende hacer con el expresidente Luiz Inácio ‘Lula’ da Silva, en Brasil. Y también que se tratará de violentar sus derechos políticos.

En este sentido, se refirió a la consulta popular anunciada por el actual Gobierno.

En “esa consulta, muy probablemente pregunten por el cambio de autoridades de control, sobre todo el Fiscal; cambian al fiscal (Carlos Baca Mancheno), ponen un enemigo mío y Correa a la cárcel, eso es lo que están buscando, tenemos que tener las cosas claras”.

De ahí que Correa lanzó una contrapropuesta al Ecuador. Él habló de la posibilidad de recuperar el poder a través de una nueva Asamblea Constituyente.

Esto sucederá, comentó, “si siguen destruyendo lo logrado”. Ya que “ahora es peor que si hubiera ganado la oposición, con mucha más maldad, con mucha más mentira, con mucha más desvergüenza”.

En ese escenario, “tendré que volver como candidato; eso me va a costar muchísimo a nivel familiar, pero entiendo claramente la responsabilidad que tengo ante la historia”.

Al final de la entrevista, que dio luego de participar en una charla sobre educación, en Bogotá, el exmandatario defendió al vicepresidente Jorge Glas, señalado por supuesta asociación ilícita en el caso de corrupción Odebrecht, que se investiga en Ecuador.

Por su parte, Moreno comentó que con frecuencia “parece que los expresidentes se olvidan o no se han dado cuenta que son expresidentes, y suelen comportarse de manera diferente”.

El Primer Mandatario aclaró que Rafael Correa es un ciudadano más. Y que respeta su opinión, aún cuando está cargada de una alta dosis de agresividad. No ha contestado de la misma forma porque “un presidente debe comportarse como espera que se comporte su pueblo: con cortesía, respeto, tolerancia”, señaló Moreno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (138)
No (28)