26 de julio de 2017   14:39

Confrontación en sesión de la Asamblea entre legisladores de AP y el PSC por la administración de Jaime Nebot

Lesgisladores de Alianza País (AP) y del Partido Social Cristiano (PSC) protagonizaron un impasse cuando el oficialismo criticó la gestión del alcalde de Guayaquil Jaime Nebot. Foto: EL COMERCIO

Lesgisladores de Alianza País (AP) y del Partido Social Cristiano (PSC) protagonizaron un impasse cuando el oficialismo criticó la gestión del alcalde de Guayaquil Jaime Nebot. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 119
Triste 1
Indiferente 7
Sorprendido 2
Contento 26
Jorge González

La resolución de la Asamblea Nacional para declarar a la ciudad de Guayaquil como "Ciudad de Oportunidades" generó confrontación entre legisladores del oficialismo y los del socialcristianismo.

Esto se registró la tarde de este miércoles 26 de julio del 2017 en el marco de la sesión itinerante 468 que se desarrolló en el populoso sector de Monte Sinaí, en el noroeste de Guayaquil.

La propuesta fue mocionada por la asambleísta de Alianza País (AP), Viviana Bonilla. En su intervención resaltó el crecimiento y desarrollo de la ciudad, sin embargo en su alocución cuestionó a la administración del alcalde Jaime Nebot.

La legisladora de AP Viviana Bonilla cuestionó que, durante la administración del alcalde Jaime Nebot, algunos sectores en Guayaquil aún no cuenten con servicios básicos. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

La legisladora de AP Viviana Bonilla cuestionó que, durante la administración del alcalde Jaime Nebot, algunos sectores en Guayaquil aún no cuenten con servicios básicos. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


Luego ella aseguró que hay errores que se están cometiendo en la actual administración y que algunos barrios de la ciudad no cuentan con servicios básicos como agua potable y alcantarillado.

"Se cuestiona el uso de la violencia por sobre la tolerancia y diálogo que debe primar", refutó recibiendo aplausos de la mayoría oficialista. Bonilla fue candidata a la Alcaldía de Guayaquil en el 2014, y perdió frente a Nebot.

En ese momento se levantó de su puesto el legislador orense Carlos Falquez Batallas para protestar. Ese instante intervino el presidente del legislativo, José Serrano.

Si embargo, el socialcristiano continuó lanzando gritos en forma de protesta. "Haber señor asambleísta por favor. No vamos a llegar al viejo parlamento, por favor tome asiento", le dijo Serrano.

El presidente del Legislativo José Serrano pidió a los asambleístas mantener el orden, durante la sesión en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

El presidente del Legislativo José Serrano pidió a los asambleístas mantener el orden, durante la sesión en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO


Pero Falquez Batallas siguió protestando. Serrano respondió: "respete por favor usted, a mi no me señala con el dedo, usted tome la cordura que requiere. Señor asambleísta usted es un malcriado, tome asiento".

Luego de la intervención de Bonilla, acudió al podio su colega Poly Ugarte (PSC). Ella dijo que cambió su discurso ante los "ataques" de la oficialista.

Recordó que en la urbe se ha trabajado en aspectos sociales, dotación de servicios básicos y regeneración urbana. "Eso es lo que Jaime Nebot dice es la revolución, pero del bienestar".

La legisladora Polly Ugarte lamentó las intenciones de confrontación por parte de los oficialistas. Foto: Marios Faustos/ EL COMERCIO

La legisladora Polly Ugarte lamentó las intenciones de confrontación por parte de los oficialistas. Foto: Marios Faustos/ EL COMERCIO


La asambleísta cuestionó que hayan colegas que no se hagan eco del llamado de diálogo que se impulsa el presidente Lenín Moreno.

"Qué pena que haya todavía gente que quiera confrontar. Ayer (25 de julio) el presidente Lenín Moreno y el alcalde de la ciudad Jaime Nebot dieron una demostración de unidad y de democracia gústele a quien le guste", exaltó Ugarte, arrancando aplausos de sus colegas del PSC.

Marcela Aguiñaga también tomó la palabra. Ella dijo que coincidía en ciertos puntos con Ugarte, en ese sentido dijo que el socialcristianismo tiene acogida porque los guayaquileños reconocen que rescataron a la ciudad de las manos del bucaramato.

Marcela Aguiñaga se refirió al acercamiento del Gobierno con el 'bucaramato'. Foto: Marios Faustos/ EL COMERCIO

Marcela Aguiñaga se refirió al acercamiento del Gobierno con el 'bucaramato'. Foto: Marios Faustos/ EL COMERCIO


Tildó a ese periodo como el más nefasto y mediocre del país. "Por eso es lo que como legisladora rechazo que nuestro Gobierno pueda cogobernar con el bucaramato porque Alianza País no nació para eso".

Sin embargo, Aguiñaga dijo que sí criticaba que la urbe no acoja las nuevas formas de administración. "Planteamos conceptos de ciudades verdes, incluyentes, queremos un modelo de gestión de administración de transporte público (...)", dijo.

En la jornada también expuso el asambleísta de SUMA, Héctor Yépez, quien lamentó que ese espacio se vuelva "una suerte de dime y direte entre dos bandos". Y no se aproveche para discutir los temas que le interesan a los guayaquileños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (12)