14 de June de 2009 00:00

Confort y salud al dormir

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Después de un largo día de actividades que parecían interminables, llega la noche y con ella el tan ansiado descanso. Pero, ¿le ha sucedido que al día siguiente se despierta aún más cansado o incluso adolorido?



TeNGA EN CUeNTA
Horarios fijos   Para asegurar el descanso ideal, se debe hacer del sueño una prioridad, estableciendo un horario fijo en que usted va a dormir y en que se despierta, incluyendo los fines de semana. 
 Materiales de trabajo, la computadora o la TV deben permanecer fuera de la habitación.    
 Pruebe   el colchón antes de comprarlo e infórmese ampliamente sobre este.
Considere  cambiar su colchón si se levanta con dolores, rigidez o amortiguamiento en el cuerpo, sin ninguna causa aparente. También fíjese si su colchón muestra signos de estar desgastado como si tiene partes que se hunden o  bultos.
La cama   es el centro del dormitorio, pero otros elementos son indispensables para crear un ambiente de tranquilidad y comodidad,  como la luz, el color o los accesorios.Quizás usted no esté respetando las sagradas  horas de sueño que necesita o talvez la forma en que está durmiendo no es la más adecuada para su salud. Por esta razón, el médico fisiatra Cléver Salas enfatiza en que se debe poner cuidado en la postura de nuestro cuerpo al descansar y también en las características que tiene el colchón, para lograr reponer completamente las energías durante la noche.

Aprenda a acostarse y a levantarse

El primer paso para tomar en cuenta es la forma en que  se acuesta y se levanta de la cama. El especialista advierte: “No debemos lanzarnos a la cama o botarnos de ella” y  señala que, para recostarse, primero debe sentarse al filo en la cama, después  inclinar su cuerpo y asentar la cabeza de lado; finalmente, se debe levantar los pies. Una vez en la cama, puede colocarse en la posición que prefiera. Al momento de bajar, primero deben descender las rodillas, como si quisiera sentarse, y después se levanta el cuerpo.

Busque comodidad, pero también soporte

¿Se imagina  dormir en una ‘primitiva cama’ como lo hacía nuestro antepasado Cromagnon? Afortunadamente, las camas y los colchones han evolucionado a lo largo de la historia y, actualmente, se puede escoger entre una gran variedad de modelos, haciendo posible que la palabra confort pueda combinarse con soporte y salud.

Pues, como explica el fisiatra, “la columna vertebral debe tener una base en la que apoyarse” al momento de dormir y, por tanto, se recomienda que, al  escoger un colchón, este sea suficientemente firme -no excesivamente rígido e incómodo- como para mantener recta la columna, simulando la postura erguida de una persona de pie.

Justamente, se entiende por colchón ortopédico aquel que brinda el soporte necesario para que la columna se mantenga alineada. Para comprender cuál es la posición correcta, debe conocer que existen tres áreas del cuerpo que deben estar apoyadas para que la postura se mantenga correcta, estas son la zona cervical, es decir, del cuello, la zona lumbar o espalda baja y también la parte anterior de las rodillas.

Para asegurar el sostén total de estas áreas, el colchón debe adaptarse a la forma del cuerpo, permitiendo que se hunda solo en cierta medida, sin que se pierda la firmeza necesaria y llenando las curvaturas que se forman naturalmente cuando la columna está recta.

Además, los hombros, las caderas y la parte inferior de la espalda, que son   las partes más pesadas del cuerpo, deben estar siempre apoyadas sobre el colchón y este debe permitir que el cuerpo se acomode,  distribuyendo el peso corporal de forma equitativa, sin causar presión excesiva sobre ciertas zonas. En este sentido, también es importante tomar en cuenta que el mercado actual ofrece distintos colchones de acuerdo al peso de cada persona.  
 
Prevenir antes que lamentar

Un descanso inadecuado, una mala postura y un colchón que no cumpla su función de dar  apoyo y  comodidad  al cuerpo pueden traer graves consecuencias. El doctor Salas explica que la persona puede levantarse con dolores y sintiéndose incómoda, impidiéndole desarrollar las actividades con normalidad durante las primeras horas de la mañana.

“En el transcurso del día, el cuerpo se distiende y el dolor pasa, pero la columna puede afectarse gravemente, incluso en sus curvaturas y se puede ocasionar una escoliosis o una cifosis postural”, afirma el fisiatra, mientras advierte sobre estas desviaciones y deformaciones de la columna vertebral. Asimismo, agrega que una mala postura al descansar o un colchón inadecuado pueden devenir en una lumbalgia postural.

Además, un descanso inadecuado puede traer otros efectos nocivos  como la pérdida de concentración, la irritabilidad, un sistema inmunológico débil y mayor estrés.  Por tanto, no se debe olvidar que hay  que  respetar las ocho horas de sueño que recomiendan los expertos, ya que  es tan necesario como una correcta  alimentación   y el ejercicio constante para mantener la salud mental, emocional y física.

 De esta manera, el especialista  recomienda que si se sufre de constantes dolores de espalda, y no existe ningún antecedente clínico, es necesario  poner atención a  la postura de su cuerpo al dormir y revisar  el estado actual de su colchón. “¡Imagínese dormir ocho horas en un cama en mal estado! En lugar de  descansar, se está afectando”, concluye. 

Infórmese Antes de comprarlo, conozca a fondo el colchón.

El colchón es determinante en la salud, especialmente de la columna vertebral. Por eso, la organización denominada Consejo para Dormir Mejor (Better Sleep Council) recomienda que antes de comprar un colchón, el usuario debe pedir una maqueta que muestre de qué está compuesto el producto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)