4 de mayo de 2017 16:12

Presidente de la Conferencia Episcopal pide a Moreno sanar las heridas abiertas

Monseñor Fausto Travez, Lenín Moreno y el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Eugenio Arellano, mantuvieron una reunión este 4 de mayo del 2017. Foto: Cortesía

Monseñor Fausto Travez, Lenín Moreno y el presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Eugenio Arellano, mantuvieron una reunión este 4 de mayo del 2017. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 63
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 36
Ana María Carvajal
(I)

A través de un comunicado de prensa, el equipo de trabajo del presidente electo Lenín Moreno informó que mantuvo una reunión este jueves 4 de mayo del 2017 con el nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, Eugenio Arellano. Ahí estuvo, además, monseñor Fausto Travez, quien terminó su período al frente de la Iglesia Católica en el país, el mes pasado.

En un audio editado, difundido por el equipo de comunicación de Moreno, el principal de la Iglesia señala que el Presidente electo tiene “la fuerza para sanar heridas que se abrieron en los últimos tiempos, restaurar la unión”. Asimismo, Arellano habla de “no mirar más al pasado”. Pide no fijarse en prejuicios y concentrarse en la realidad y en la esperanza por un futuro mejor.

La cita se produce días después de que Arellano ofreciera una conferencia de prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, en la que criticó al Gobierno del presidente saliente, Rafael Correa. El 28 de abril último, monseñor Arellano dijo que Correa deja “un mal sabor de boca por favorecer única y exclusivamente el partido único” y un país en esas condiciones, “se presta a muchas cosas desagradables”.

El propósito del encuentro, según el equipo de Moreno, fue insistir en su plan de diálogo y consenso social, para lograr la unidad nacional. Además, hablar de propuestas relacionadas con mejorar las condiciones de vida de los sectores económicamente desfavorecidos, acotó.

Esta reunión tuvo el propósito de mantener espacios de diálogo con el clero, dijo el equipo de Moreno y agregó que se trabajará por el interés nacional, pero respetando el trabajo del clero y la condición de Ecuador como un Estado laico.

En su intervención del 28 de abril, Arellano dijo ser partidario de que se fomente y se fortalezca un pluralismo sano en el país, donde cada uno “tenga su derecho a tener sus opciones y a expresarlas con plena libertad, sin represalias de ningún tipo”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (9)