20 de agosto de 2014 10:33

Seis pasos para la conexión de la nueva cocina

instalación eléctrica
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 53
Triste 9
Indiferente 19
Sorprendido 34
Contento 18
Alberto Araujo.  Redactor

albertoa@elcomercio.com

La conexión eléctrica requerida en el interior de los hogares para el funcionamiento de la cocina de inducción tiene un costo sobre los USD 90 si se contrata el servicio de manera particular, incluido la mano de obra y los materiales. El Gobierno, a través de las empresas eléctricas, cobrará USD 38.

De acuerdo con un ingeniero eléctrico y cuatro técnicos electricistas consultados por este Diario, el valor mínimo por el servicio es de USD 90 y contempla la instalación de siete metros de cableado. Pero puede llegar hasta USD 150 si la distancia supera los 10 metros y se utilizan otros materiales.

Sin embargo, funcionarios del Ministerio de Electricidad y de las empresas eléctricas distribuidoras como la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) ofrecen un ‘circuito expreso’, cuyo precio es de USD 38.

Las nuevas cocinas de inducción, al funcionar con un voltaje de 220 voltios (V), requieren de un medidor bifásico que soporte este voltaje, además de una conexión interna especial. La mayoría de hogares tiene instalaciones eléctricas que oscilan alrededor de 110V.

Gerardo Velasco, ingeniero eléctrico y asesor de la empresa Ferromédica, que fabricará cocinas de inducción el próximo mes, resume en seis pasos básicos la nueva conexión.

En primer lugar se debe instalar un nuevo interruptor termomagnético, conocido también como breaker, sea a la salida del medidor o en la caja de breakers (panel de control o caja de distribución). Esta es una medida de seguridad que debe implementarse para todo aparato que tenga una carga especial como una cocina de inducción.

Para este breaker, además, se debe poner un cable a tierra mediante una varilla de cobre enterrada también como medida de seguridad.

Desde el breaker se lanzan tres cables (dos fases y el neutro) en tuberías o canaletas hasta el tomacorriente especial (tipo pata de gallina), donde se instalará la nueva cocina de inducción. Esto es para que la instalación no sea invasiva, es decir, que se mimetice con la casa o el departamento, indica Velasco.

Para una instalación de 12 metros de distancia, desde el medidor del domicilio hasta la cocina, el costo llega a USD 97,87, solo de materiales, detalla Velasco en una pro forma. Si a esto se le suma un costo mínimo de la mano de obra y el IVA, la instalación alcanza un costo de USD 137,61.

Este Diario hizo un recorrido por tres ferreterías y almacenes de materiales eléctricos. Para los mismos insumos requeridos -sin mano de obra- el usuario debe cancelar entre USD 76,76 y 104,65 para la nueva instalación eléctrica.

El electricista Julio Tipantasig coincide con este tipo de costos, incluso si la instalación tiene una distancia menor, es decir, de 10 metros. Advierte que para la instalación del nuevo breaker el usuario debe conocer la potencia de la cocina de inducción que tiene o que va adquirir.

Lo anterior se explica porque mientras mayor es la potencia del artefacto se requiere de un breaker con mayor capacidad. Asimismo, en este caso los cables deben ser más gruesos y la canaleta o tubería también deben tener un mayor grosor.
Tipantasig calcula que los materiales tendrán un costo de USD 70 y la mano de obra otros 70. Es decir, que el costo total será de USD 140.

William Herrera, electricista de la firma A. Aaron Iluminart, calcula que el costo de la nueva instalación no será menor a los USD 90 incluida la mano de obra y materiales. Esto, incluso si la distancia entre el medidor o la caja de breakers y el tomacorriente es de siete metros, que se considera una distancia mínima. Y en caso de no utilizarse canaletas. De lo contrario, dice, los precios se incrementarán.

Segundo Chicaiza, de ABC Electricistas, estima que para una instalación mínima de 7 metros de distancia el costo, entre mano de obra y materiales, no bajará de los USD 150.

Asimismo, el técnico electricista Juan Jiménez cobra USD 50 solo en materiales, cuando la instalación es de 7 metros. Si a eso se suma la mano de obra el precio del servicio para el usuario llega a 115.

El Ministerio de Electricidad informó además que el subsidio de 80 kilovatios hora al mes gratuitos solo se aplicará para las cocinas de inducción y no para cualquier cocina eléctrica.

El proceso

1. El medidor bifásico para 220 voltios
El usuario debe verificar si su medidor es bifásico. Es decir, que soporta un voltaje de 220 voltios requerido por la cocina de inducción. Si no tiene, debe pedirlo a la empresa eléctrica.

2. Breaker o interruptor termomagnético
Por medida de seguridad, la nueva cocina debe tener un breaker o interruptor electromagnético exclusivo que debe instalarse en el medidor o la caja de distribución.

3. La instalación a tierra
El breaker o interruptor electromagnético de la cocina de inducción debe tener una instalación a tierra como norma de seguridad ante posibles descargas eléctricas.

4. El cableado no invasivo
Desde el breaker nuevo para la cocina se transportan tres cables (fase, fase y neutro) a través de una tubería o por medio de canaletas hasta el tomacorriente del aparato.

5. El nuevo enchufe de 220 voltios
Una vez que los tres cables (de grosor número 10 o número 8 según la potencia del artefacto) llegan a la cocina, se instala un tomacorriente especial de tres patas.

6. El voltaje en el tomacorriente
Tanto en el tomacorriente como en el nuevo breaker, el técnico electricista debe verificar que se tenga un voltaje que oscile alrededor de los 220 voltios para instalar la cocina.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (43)
No (10)