5 de marzo de 2018 00:00

124 infracciones, las más recurrentes para perder puntos en la licencia

EL COMERCIO accedió a la base de datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), la cual revela que 5 212 conductores no profesionales perdieron los 30 puntos en la última década (2008-2017). En la foto, un operador de Aneta durante un examen psicosensome

EL COMERCIO accedió a la base de datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), la cual revela que 5 212 conductores no profesionales perdieron los 30 puntos en la última década (2008-2017). En la foto, un operador de Aneta durante un examen psicosensometrico. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 50
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 5
Contento 24
Gabriela Quiroz y Fernando Medina
EL COMERCIO DATA (I)
data@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El salón está decorado con carteles de señales de tránsito y hay 25 pupitres para conductores no profesionales. De lunes a viernes, de 16:00 a 18:00, reciben clases para recuperar 20 de sus 30 puntos perdidos.

Durante tres semanas asisten al curso de la escuela de conducción de Aneta, en el sur de Quito, para así recobrar sus permisos de conducir.

Entre los asistentes está Leonardo Martínez, un joven de 27 años que perdió todos los puntos hasta hace un mes, por no llevar cinturón de seguridad, exceso de velocidad y no respetar las señales de tránsito.

Junto a él se sienta Jorge Romero, quien reconoce que entre sus infracciones más graves está un choque donde perdió nueve puntos, seguido de otros 10 por hacer carreras sin tener permisos; el resto lo perdió por exceso de velocidad y pasarse los semáforos en rojo.

En una de las clases que da la escuela de conducción de Aneta, en el sur de Quito. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

En una de las clases que da la escuela de conducción de Aneta, en el sur de Quito. Foto: Galo Paguay/ EL COMERCIO.

EL COMERCIO accedió a la base de datos de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), la cual revela que 5 212 conductores no profesionales perdieron los 30 puntos en la última década (2008-2017). El sistema de reducción de puntos se implementó en el país desde el 7 de agosto del 2008.

De esta cantidad de conductores sin puntos, 96,5% es de hombres, el resto mujeres.

Esta diferencia se refleja en los cursos de recuperación. En el aula de Aneta, donde reciben clases Leonardo y Jorge, hay 24 varones y una mujer.

Marta Maldonado tiene 60 años y recuerda que lleva 35 manejando. Hace un mes un policía la detuvo en el sur de Quito y durante el control se percató que su licencia estaba restringida por falta de puntos.

Freddy Oñate, director de una de las escuelas de Aneta, confirma que los hombres son los que más pierden puntos. Al año, en su sucursal se imparten cerca de 24 cursos. En cada uno hay 25 estudiantes, de los cuales máximo hay una mujer.

Consulte las cifras de los conductores y los puntos en las licencias

Escoja los filtros para ver los datos:

Data

Indicadores

Número de conductores con 0, 15 y 20 pts en la licencia del 2008 al 2017





* Para ver los datos coloque el mouse sobre las barras, si está en teléfono toque sobre las mismas.


En la década analizada, la ANT emitió más licencias no profesionales para hombres: 3,2 millones frente a 1,1 para mujeres. Es decir, una diferencia entre ambos de 3 a 1.

La data de la ANT también revela que en Pichincha, Guayas e Imbabura se concentra la mayor pérdida de puntos. Esto guarda relación con el tamaño del parque automotor, que es más grande en las dos primeras provincias. En el resto del país se destaca que los hombres perdieron puntos en 23 provincias y las mujeres en 10.

La recuperación de puntos se cumple en los cursos de 62 institutos, que incluyen: clases de educación vial, ley de tránsito, primeros auxilios y psicología aplicada a la conducción.

La estadística muestra que 124 infracciones son las más recurrentes, pero en los primeros lugares están: falta de cinturón de seguridad, exceder el límite de velocidad, no llevar casco de moto y estacionar en sitios prohibidos.

Para Guillermo Abad, representante de Justicia Vial, es necesario que en los cursos se den horas prácticas de conducir y no sean solo teóricas.

Desde fines del 2017, la ANT prepara un nuevo reglamento para las escuelas de conducción. En esa nueva guía se analiza una diferenciación entre los cursos de conductores no profesionales y profesionales. Actualmente, la recuperación de puntos se realiza de forma conjunta con los reincidentes.

Para estos últimos, Abad indica que se debería dar otro tipo de capacitación. Mario López y Rodrigo Peralta se encuentran en esta situación. Perdieron los 30 puntos, hicieron el curso y recuperaron 20. Luego volvieron a perder y ahora por segunda ocasión quieren recuperar otros 15.

Los conductores tienen cuatro oportunidades para recuperar el puntaje. La primera vez se obtiene 20 puntos y la licencia se suspende por 60 días. En cambio, si es reincidente apenas le habilitan 15 y le sancionan con 120 días de prohibición para conducir. En la tercera y cuarta oportunidad, el conductor podrá recuperar solo 15, pero tendrá una suspensión de un año.

Mario y Rodrigo están conscientes de estas reglas, pero perdieron su puntaje por hacer carreras en vehículos no habilitados para ese servicio.

Mario dice que necesita el puntaje para seguir trabajando y Rodrigo, que es el único de su familia que sabe manejar.

En el país, 2 732 conductores han perdido los segundos 20 puntos y otros 343 ya no tienen 15 puntos. En ambos casos, la mayoría es de hombres.

El director de la ANT, Pablo Calle, cree que este sistema de puntajes ha sido exitoso, en el sentido de que la gente está más pendiente de cuidar y consultar los puntos que tiene.

Pero reconoce que dentro del reciente operativo Sinergia 3, en la que se desarticuló una organización dedicada a servicios ilícitos, estaba el trámite para recuperar puntos.

Por este se cobraba entre USD 500 y 1 500 y se lo hacía ‘hackeando’ el sistema o a través de servidores públicos, que conocían claves de acceso.

Calle asegura que el sistema ya fue asegurado y no ha sufrido ataques. Además, se realizan auditorías para identificar estos ilícitos. Por ejemplo, se está pidiendo el sustento documental a quien haya recuperado 20 puntos.

También plantea la necesidad de que si el conductor maneja sin puntos sea considerado un delito de tránsito en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). Esta y otras reformas se analizan en la Comisión de Justicia de la Asamblea.

En los cursos del Sindicato de Choferes de Pichincha, su director académico, Nelson Delgado, señala que cada dos meses reciben hasta 80 alumnos y el 20% es reincidente. En ese grupo están quienes agotaron los puntos por tercera vez, como Jonathan Heredia, de 34. Apenas tiene 15 puntos y teme que no vuelva a manejar si los pierde nuevamente.

Rosa Casa, de 56 años, comparte el mismo temor. Cuenta con 10 puntos, por lo que solo maneja en emergencias. Perdió casi todas las oportunidades por exceso de velocidad y no respetar las señales. Ella ya no puede recuperar más puntos. Si los pierde, su licencia será retirada de por vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (19)
No (5)