14 de noviembre de 2016 11:02

26 conductores huyen cada día después de un accidente de tránsito en el país

El 31 de agosto del 2016, dos buses se choraron de frente en el sector de Amagasí de El Inca en la calle De los Nogales en el norte de Quito. En medio de la confusión de las víctimas de uno de los vehículos, uno de los pasajeros se dio cuenta que un condu

El 31 de agosto del 2016, dos buses se choraron de frente en el sector de Amagasí de El Inca, en la calle De los Nogales en el norte de Quito. En medio de la confusión de las víctimas de uno de los vehículos, uno de los pasajeros se dio cuenta que un conductor ya se había fugado. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 10
Sara Ortiz

Los pasajeros de un bus que cubría la ruta Río Coca-Llano Chico gritaban angustiados por ayuda. Era la tarde del 31 de agosto pasado, dos buses de trasporte urbano chocaron de frente en la calle De los Nogales, en el sector de Amagasí de El Inca, en el norte de Quito. 15 pasajeros presentaban heridas: desde fracturas óseas hasta magulladuras, contusiones y raspones por la fuerza del impacto y los vidrios rotos.

En medio de la confusión de las víctimas y el llanto de los niños por salir del vehículo, uno de los pasajeros se dio cuenta que un conductor ya se había fugado. A ninguna de las víctimas pareció sorprender este hecho.

Escenas como esta se repiten a diario en el país: conductores huyen después de un accidente de tránsito por temor a la cárcel.

Para el presidente Rafael Correa la forma para “acabar” con esta práctica es endurecer las penas. El anuncio lo hizo ayer, sábado 12 de noviembre, en su enlace ciudadano 500, desde Cotopaxi.

“Vamos a sacar una lista y se ofrecerán compensaciones a quienes digan cómo atrapar a los conductores que huyen. Se reformarán las leyes para que haya sanciones más fuertes contra las personas que huyan”, dijo.

Los datos que Correa presentó en la sabatina revelan que durante este año, en promedio, 26 choferes se fugan a diario de la escena del siniestro. Es decir, 8 325 choferes han escapado desde enero a noviembre y se han presentado 22 593 accidentes viales. Mientras que en el 2015 hubo 26 220 accidentes de tránsito. De estos percances, 9 561 conductores no asumieron su responsabilidad.

En esa lista está un conductor de la Cooperativa Ecuador Ejecutivo, que cubría la ruta Quito-Riobamba, quien también huyó después de que la unidad colisionara contra un automóvil. Una persona murió y 10 pasajeros presentaron heridos. El hecho se registró el 19 de mayo pasado.

Actualmente, el Código Integral Penal ya sanciona con dureza a los conductores que se fugan. En el artículo 374 se establecen cuatro agravantes en las infracciones de tránsito. El tercero dice: “la persona que ocasione un accidente de tránsito y huya del lugar de los hechos, será sancionada con el máximo de la pena correspondiente a la infracción cometida”.

Si un conductor causa la muerte de una persona, el COIP establece una condena de 1 a 3 años de cárcel. En cambio, cuando el conductor mata a otra persona como consecuencia al exceso de velocidad, llantas lisas, debido a la ingesta de alcohol o malas maniobras, la condena aumenta a cinco años de prisión.

La iniciativa que el Presidente propone es duplicar la pena. Pero para que esto sea posible es necesario que la Asamblea reforme el Código Penal.

Para Soraya Herrera, presidenta de la Fundación CAVAT, que brinda atención a víctimas de accidentes en las vías, el anuncio del Presidente es “un acto de solidaridad con las víctimas”, pero asegura que el problema es, sobre todo, la educación vial. “El problema es cultural y lo principal es la educación vial. Hasta ahora esperamos que el Gobierno incluya en la malla curricular la educación vial. Si educamos a los niños en el respeto y la responsabilidad como peatones, ciclistas, conductores o motorizados, tal vez ahí no tendrían que huir”, consideró.

Correa, en su enlace, también mencionó que busca otro cambio para que el conductor no vaya a la cárcel cuando el accidente es provocado por la irresponsabilidad del peatón. “Es una locura que un conductor debe pagar por culpa de un peatón. Esto se corregirá", sentenció.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (1)