27 de July de 2009 00:00

Los concursos le generan al Estado un 23% de ahorro

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Al mediodía  del 25 de junio pasado, el gerente de la Flota Petrolera Ecuatoriana (Flopec), el contralmirante (r) Galo Padilla, tenía un rostro de satisfacción.

A las 11:59 de ese día había concluido la licitación para la provisión de 1,3 millones de toneladas métricas de Gas Licuado de Petróleo (GLP), que permitiría abastecer por 18 meses a la zona sur del país.

En ese concurso, que empezó a las 11:00,  participaron dos empresas. Padilla  siguió el proceso a través de un computador del  Instituto de Compras Públicas (Incop), pues la licitación se llevó a cabo por la Internet. Al finalizar,  señaló que “el país logró ahorrarse USD 7,8 millones”.

USD 59 millones
es el ahorro conseguido por  el Estado  en  procesos en los que  hubo competencia.

La compañía Trafigura Beheer BV había ganado el concurso al ofertar un menor precio que su competidora Citizens Resources LLC.  Flopec venía pagando USD 79 por tonelada de gas y luego de la licitación bajó a 73.

Al igual que Flopec, varias instituciones del sector público han utilizado el portal del Incop para realizar sus compras  y han logrado ahorros significativos. 

El 6 de febrero pasado, el Consejo Nacional Electoral  realizó  una licitación  para  contratar el suministro de papeletas para  las elecciones del 26 de abril.

Participaron dos empresas y la  ganadora ofertó 53% menos que el  precio referencial que tenía la autoridad electoral. Anteriormente, por ese mismo trabajo se venía pagando USD 7 millones al Instituto Geográfico Militar.

En marzo del presente año, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social  (IESS) realizó un concurso para adquirir fármacos.

En el proceso de contratación, con   código  IESS-2009-FARM-123, el Instituto  reunió a 16 empresas para que concursen en la provisión de 7,3 millones de tabletas de 20 mg de enalaprilo.

Este antihipertensivo relaja la musculatura de los vasos sanguíneos para   disminuir la presión arterial. Para  comprar este medicamento se había presupuestado  USD 1 096 135.
Este proceso se llevó a cabo a  las 12:30 del 26 de marzo pasado. Las firmas habían sido comunicadas previamente  que el concurso tomaría 15 minutos.

Grünenthal Ecuatoriana, por ejemplo, empezó su oferta con USD 1 095 404 y luego de cuatro minutos la bajó hasta un millón. Química Ariston del Ecuador empezó con un valor similar, pero luego de siete minutos redujo su oferta en un 40%.

Al final de la puja, la  ganadora fue Unique Star Pharm, que  ofertó USD 121  000,  un  11% del  presupuesto que tenía el  IESS.

El descuento conseguido en este concurso es uno de los más altos que registra el Incop  desde que empezó a funcionar  a mediados de 2008.

Alrededor de 6 000 instituciones públicas están obligadas a realizar sus compras a través del portal del Incop. Sin embargo, la   Ley de Contratación Pública excluye las compras del sector hidrocarburífero y las relacionadas con la defensa nacional.

Petroecuador, por ejemplo, realiza sus licitaciones utilizando su propia normativa  y sus reglamentos. 

El director ejecutivo del Incop, Jorge Luis González, aclaró que  la exclusión se refiere a las adquisiciones vinculadas al giro propio del negocio, como la compra de tubería petrolera, pero  las compras de computadores, equipos de oficina, vehículos, entre otros insumos, deben hacerse a través del portal de compras públicas.

De todas formas, en ambos casos se han logrado ahorros cuando existe competencia.

Desde que entró en vigencia la Ley de Contratación Pública, en agosto de 2008, se han realizado 5 708 procesos de subasta en el portal del Incop,  lo cual se tradujo en  contratos por USD 283 millones. Sin embargo, en el 58% de los casos ha existido una puja, es decir, la participación de  más de una empresa.

Cuando eso ha sucedido, las entidades públicas han  ahorrado, en promedio, un 23% de sus presupuestos iniciales.  Lo anterior significó  un ahorro de USD 59 millones, desde agosto de 2008 hasta la fecha.

Ahora, la Ley de Contratación Pública establece que  se pueden adjudicar contratos si en la licitación  queda un solo oferente.

En esos casos se  realiza una negociación directa con la compañía participante.

Cuando no ha existido  competencia, el ahorro para el Estado  ha sido solo del 9,8%.

Para  asegurar  la competencia, el Incop emitió, el 12 de mayo pasado,  una resolución que obliga a declarar desierta una subasta si no hay más de un oferente.

Los beneficios de la competencia hicieron que Flopec ofrezca sacar a  concurso todas las compras para el proyecto  Monteverde, que     tendrá un costo de USD 213 millones.  Así  espera  reducir  un 20% el costo de la obra.

Paradójicamente, Petroecuador entregó este proyecto a Flopec sin ningún concurso.

La Contraloría tiene denuncias

Alrededor de 50 casos de entidades que incumplen las observaciones del Instituto Nacional de Contratación Pública fueron remitidas a la Contraloría. 

A través de sendos oficios, Jorge Luis González, director del Incop, ha notificado las anomalías, pidiendo que la entidad de control  realice una investigación y determine las responsabilidades institucionales y personales que sean del caso. En algunos casos se presume corrupción, según denuncias de algunos de los proveedores. 

En un documento fechado 29 de junio, la entidad de contratación remitió un listado con 29 casos de empresas que no acataron los pedidos y evidenciaron diversas irregularidades.

Entre las entidades observadas están el Municipio de Azogues, el Gobierno Provincial de Pichincha, la Corporación de Salud Ambiental, el Banco del Estado Regional Guayaquil. También constan Etapa Cuenca, el IESS, el Hospital Naval de Guayaquil, Emaseo, el Ministerio de Gobierno, el Gobierno Provincial de Sucumbíos, entre otros. 

Las principales quejas de los proveedores acerca de los procesos de contratación son: que los pliegos de los contratos son dirigidos, es decir que las bases de los concursos estarían  direccionados para que ganen ciertas ofertas, y que los plazos para las entregas también serían  fijados para beneficiar a una firma concreta. Para evitar cualquier direccionamiento, el Incop elaboró el reglamento de la Ley y contrató un especialista que sigue detenidamente los procesos.

Una de las entidades que menos emplean el Instituto es el Ministerio de Salud, según fuentes del organismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)