14 de julio de 2014 00:00

La Judicatura planteó nuevas reglas para renovar la actual Corte

La entrevista oral fue la prueba más cuestionada del anterior proceso de selección. Vicente Costales. Archivo/ EL COMERCIO

La entrevista oral fue la prueba más cuestionada del anterior proceso de selección. Vicente Costales. Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 0
Sara Ortiz.  Redactora

Los principios no han variado: probidad, idoneidad y notoriedad en la carrera judicial. Estas tres cualidades deben reunir los candidatos para renovar un tercio de la Corte Nacional de Justicia (CNJ). Pero la diferencia con el concurso público del 2011, en el que fueron nombrados los actuales 21 magistrados, es un esquema de calificación.

Según el Reglamento del Concurso para la Renovación Parcial de la CNJ, emitido el 27 de junio pasado, el conocimiento práctico se valorará en 50 puntos, el teórico valdrá 35.

Los 15 puntos restantes serán para calificar los méritos del candidato. Por ejemplo, si ha sido autor de un libro sobre doctrina jurídica este recibirá hasta dos puntos por cada publicación, y si el candidato logró un título de PhD recibirá 4.

El primer cambio que se da en este proceso es la valoración psicológica. Esta vez, la Judicatura no someterá a los candidatos a un test, sino que cada postulante presentará un certificado psicológico en el que se garantice que el postulante no presenta cuadros psicopatológicos, fobias, traumas, complejos o alteraciones.

En el anterior concurso, la Veeduría Internacional, que siguió de cerca los 18 meses de trasformación de la justicia, mencionó que la valoración psicológica que rindieron 397 personas había eliminado a candidatos sin permitirles la reconsideración de sus casos.

“¿Tiene miedo a la oscuridad? ¿Se impacienta con facilidad?”, fueron algunas de las interrogantes planteadas en ese entonces. En el actual proceso de renovación, el requisito que se exige es que el certificado médico lo emita un psicólogo con al menos cinco años de experiencia y cuyo título sea reconocido por la Secretaría de Educación Superior.

Para Víctor Hugo Cevallos, expresidente de la Federación Nacional de Abogados, eliminar la prueba psicológica y la entrevista oral es “como enviar un mensaje para la ciudadanía: decir esta vez sí va a ser un concurso objetivo aunque todos hemos visto cómo ha sido la actuación de los jueces y su falta de independencia”.

Sin embargo, esa fue la menor de las críticas. La polémica se originó cuando la Veeduría, que dirigía el exjuez español Baltazar Garzón, indicó que en la audiencia o entrevista se dio a seis postulantes una excesiva puntuación sin justificación.

Precisamente, un segundo cambio que hace el nuevo Reglamento de selección es que la audiencia pública no influirá en la intimidad del candidato ni en sus convicciones. “Será un mecanismo de participación ciudadana que permitirá, a través de los medios electrónicos, divulgar entre la comunidad el perfil de los postulantes”.

La misma norma indica que ahora la prueba será dirigida por un ciudadano nombrado por el Pleno de la Judicatura y ya no por los miembros de este ente. Y se indica que no tendrá calificación. En el anterior proceso, en esta etapa se daba hasta 10 puntos a los postulantes.

Un tercer cambio que se da es que el Comité de Expertos será conformado por cinco titulares y cinco suplentes por fuera de la Judicatura.Deberán reunir requisitos similares de los de juez. Por ejemplo, mínimo 10 años de experiencia en la cátedra o en el ejercicio profesional.

La última reforma es que la impugnación se hará en la segunda fase y no al final.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)