19 de diciembre de 2015 13:25

Alta concurrencia en El Tejar por las compras navideñas

En los centros comerciales de El Tejar se congregaron cientos de quiteños para realizar las compras de Navidad. Foto: Isabel Alarcón / EL COMERCIO

En los centros comerciales de El Tejar se congregaron cientos de quiteños para realizar las compras de Navidad. Foto: Isabel Alarcón / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Isabel Alarcón

Los centros comerciales de la zona de El Tejar, en el Centro Histórico de Quito, fue uno de los escenarios elegidos masivamente por los quiteños para realizar sus compras de Navidad. Cientos de personas acudieron a esta zona desde las 08:00 de hoy, sábado 19 de diciembre de 2015.

Para Lizbeth Arias esta zona es adecuada para realizar las compras en esta temporada porque los productos son más económicos que en otros lugares y hay una oferta variada.

Jorge Jurado dijo, sin embargo, que los precios no son los más accesibles. Él acudió al centro comercial Hermano Miguel desde las 10:00 y cuenta que los valores son similares a los que se encuentran en otros sitios. Además, considera que en otros años la afluencia de personas era mayor, ya que "no había ni cómo caminar" por estas calles.

Los comerciantes de la zona coinciden con la opinión de Jurado, ya que admiten que este no ha sido su año.

Nelly Robalino, propietaria de un local de ropa en el centro comercial Granada, cuenta que hasta las 12:00 no lograba vender sus productos, a diferencia de años previos. Para ella, cada año bajan más las ventas debido a que hay mayor competencia.

Las camisas que ofrece van desde los USD 10 hasta los USD 13 y los pantalones pueden costar hasta USD 15.

En otro local de la calle Chile, Patricio Rodríguez ofrece zapatos deportivos desde USD 10. Cuenta que desde las 09:00 hasta el medio día solo logró vender cuatro pares de zapatos. Para él la situación es preocupante y espera que las ventas aumenten el domingo y la semana que viene, aunque no tiene muchas esperanzas.

Para Dolores Rivera, propietaria de un local de ropa de mujer, las ventas bajaron en un 50% en comparación a lo que vendió en diciembre del 2014. Incluso, cuenta que bajó los precios de sus artículos en unos casos hasta a la mitad. Una camisa que costaba USD 20 ahora la oferta en USD 15, pero aún así no ha captado la atención de los transeúntes.

En las calles, la oferta de artículos de USD 1 es común, al igual que la venta de comida y bolsas con caramelos. Los vendedores ambulantes no faltaron en esta ocasión.

El ambiente mantiene su alegría. La música se escucha en todas las calles del sector y los visitantes también se pueden tomar fotos sobre una moto a cambio de una contribución. La mayoría de locales permanecerán abiertos hasta las 19:00.

Personal de la Policía Metropolitana controla el tránsito en el sector.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)