16 de July de 2009 00:00

En La Concordia no habrá obras hasta 2010, por falta de planes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Santo Domingo

El alcalde electo de La Concordia (Esmeraldas), Walter Ocampo Heras, hizo un anuncio: “Durante este año no se ejecutará ninguna  obra en el cantón”. 

El argumento es que este Municipio no tiene una planificación sobre las obras prioritarias que requieren los vecinos. Es la primera vez que la jurisdicción tendrá un Concejo, para la planificación del desarrollo cantonal.    

Entidades públicas
En La Concordia hay un 
importante movimiento financiero y comercial por la actividad agrícola y ganadera. Allí funcionan sucursales de los bancos Pichincha, Bolivariano e Internacional, agencias de las Cooperativas Ilaló, La Benéfica, Puéllaro y San Pedro de Taboada.
Está aprobada la creación de las sucursales del Registro Civil y del Banco Nacional de Fomento. También está en proyecto la apertura de una oficina del Servicio de Rentas Internas y de otras entidades estatales.

El Cabildo local dispondrá de un presupuesto anual de USD 3 050 000. En opinión del Burgomaestre electo, esos recursos no serán suficientes para solucionar los problemas más apremiantes que tiene el cantón. “Solo para solucionar el problema de agua potable y alcantarillado se requieren USD 15 millones”.

Frente a esa realidad, Ocampo y los concejales electos empezaron a recorrer los ministerios para pedir ayuda. 

El Concejo se instalará el próximo 10 de agosto. Hasta el momento, el Alcalde y los ediles no disponen de oficinas, tampoco hay un espacio para la atención al público. La Concordia se creó como recinto el 15 de septiembre de 1955 y fue ascendido a cantón el 26 de noviembre de 2007.   

Desde esta última fecha, el Municipio fue administrado temporalmente por el alcalde de Quinindé, Carlos Barcia. Él coordinó las obras con la Junta de Notables de La Concordia.

Esa Junta la presidió Fernando Andino. Él reconoció que no manejó ni un centavo del presupuesto asignado para el novel cantón.

En el último año y medio, las obras fueron impulsadas por el Municipio de Quinindé y por el Consejo Provincial de Esmeraldas. Una de ellas fue la pavimentación de la avenida principal y de las calles de la cooperativa Nueva Concordia. Allí también se construyó un parterre.  

Ximena Prado, vecina del sector, tiene su queja. Ella está segura de que la pavimentación estuvo mal planificada. “Primero tenían que colocar el alcantarillado y la red de agua potable”.

Con esa opinión coincide Ocampo. El Alcalde se lamenta, porque en el mediano plazo habrá que destruir ese asfalto, para llegar con los servicios básicos al sector. “El desperdicio de dinero es muy evidente”. 

Según el censo del INEC, realizado exclusivamente en La Concordia en  2008, solo el 34% de la población (36 060 habitantes) se abastece a través de la red de distribución de  agua. El 59,9 % lo hace en pozos particulares, el 4,1% en vertientes, el 0,4% en tanqueros y el  2% tiene otras formas de abastecimiento.

Este cantón tiene un importante potencial agrícola. De acuerdo con un estudio realizado por Andrea Pincay, coordinadora de Turismo y Gestión Ambiental, allí se cultivan 40 000 ha de palma africana, 35 000 ha de pastizales, 12 ha de palmito, 10 000 ha de maracuyá, 5 000 ha de banano y 4 000 ha de árboles de caucho.

Doce empresas extractoras de aceite de palma trabajan legalmente en la zona. Para Ocampo, el desarrollo del cantón debe sustentarse en la actividad agrícola.

Con esa opinión coincide la dirigente comunitaria Lorena Arboleda. Para ella, además, la nueva autoridad debe establecer consensos con la Prefectura. “El subdesarrollo de La Concordia, en gran parte, se debe a la falta de diálogo de las autoridades. Hemos sido relegados por años”, comentó Arboleda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)