13 de December de 2009 00:00

La Concertación se juega su futuro

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Santiago de Chile.  AFP y
Redacción Mundo 
mundo@elcomercio.com

La Concertación se mantiene   o se desmorona. Esa es la principal intriga de la elección que vive hoy Chile y que, seguramente, tendrá una segunda vuelta, el 17 de enero.

La exitosa coalición de cuatro partidos de centro izquierda que derrotó en las urnas a la dictadura de Augusto Pinochet y que ha gobernado los últimos 20 años en Chile, acusa un desgaste. Este  pone en peligro su continuidad y puede abrir paso a la derecha, advierten analistas.

El bloque nació en 1986 como oposición a Pinochet, quien amenazaba con eternizarse en el poder. Reunió en su inicio a 17 partidos políticos, entre ellos el Humanista, el Socialista y la Democracia Cristiana.  Hizo  una campaña basada en la alegría, para oponerse al miedo que despertaba la dictadura. La alianza logró imponer la opción no (con 56% a favor) en contra de  la continuidad de Pinochet en el plebiscito de 1988. Así lo obligó  a llamar a elecciones generales un año más tarde y dejar definitivamente el poder, el 11 de marzo de 1990.

Ese día, con la llegada de Patricio Aylwin,  se inició la hegemonía de la Concertación, coalición que reúne hoy al Partido Socialista (PS), a la Democracia Cristiana (DC), el Partido Por la Democracia (PPD) y el Partido Radical Socialdemócrata (PRSD) .

Aylwin encabezó  un ordenado gobierno de transición, aún bajo la sombra de Pinochet, quien se mantuvo  ocho años más al frente del Ejército. A Aylwin  siguieron  en la Presidencia Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000),  Ricardo Lagos (2000-2006) y  Michelle Bachelet, quien dejará su cargo en marzo de 2010.

La alianza ganó todas las elecciones realizadas desde esa fecha,  salvo la última, las municipales de octubre de 2008, cuando se impuso por primera vez la derecha, dando cuenta de un desgaste, al cabo de casi 20 años en el poder.

El desgaste le ha pasado factura  a su candidato único para los comicios de hoy,  el ex presidente Frei Ruiz-Tagle, quien es superado en las encuestas por el derechista Sebastián Piñera, que lidera la carrera presidencial.

Mauricio Morales, catedrático del Instituto de Ciencias Sociales Universidad Diego Portales, analiza el fenómeno. “La principal virtud de la coalición fue el  tránsito exitoso  a la democracia. Entendió que el modelo económico heredado de  Pinochet era mejorable y aplicable  sin  grandes transformaciones”, asegura.

“Pero el desgaste es   natural por el anquilosamiento del sistema electoral chileno, que no permite la representación de las minorías y propicia la mantención de las mismas figuras políticas. E l futuro de la Concertación está amenazado si llega a perder esta elección, porque no está acostumbrada a ser oposición”, concluye.

Esta lectura sobre el desgaste, no obstante, choca con los índices de popularidad, cercanos al 80 %,  que acompañaron   el último tramo de gobierno de Michelle Bachelet. La Mandataria socialista, quien  llegó a La Moneda con el apoyo de  la Concertación, sin embargo, no ha podido endosar su capital político  a Frei Ruiz-Tagle, un político que se ha definido a sí mismo como ‘aburrido’.

En las últimas encuestas,  Frei Ruiz-Tagle, quien fue  presidente entre 1994 y 2000,  se mantiene alejado de  su rival de la Alianza por Chile, Sebastián Piñera. Según el último sondeo, el empresario dueño de la aerolínea Lan  lograría hoy 44% de los votos contra 31% de Frei Ruiz-Tagle. Siguen Enríquez con el 17% y el dirigente comunista Jorge Arrate con el 7%.

Así Piñera y Frei irían a una segunda vuelta, y  las encuestas revelan una clara ventaja para el derechista por 49 a 32%.
 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)