23 de January de 2010 00:00

Los concejales de Gobierno piden garantías al Municipio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Los cinco concejales del movimiento de Gobierno, Alianza País, pidieron ayer garantías para volver a trabajar en el Municipio de Guayaquil.

En la Gobernación de Guayas, el concejal Octavio Villacreses encabezó una rueda de prensa para denunciar que fueron  agredidos  física y verbalmente en la sesión del Concejo Cantonal, el jueves pasado.  Lo acompañaban el gobernador Roberto Cuero; los otros cuatro concejales gobiernistas Anita Banchón, Guadalupe Salazar, Gina Galeano y Gino Molinari;  además funcionarios y dirigentes del Régimen.

“Fue patética la agresividad que tenía la gente con nosotros. Acallaron mi voz  gritando permanentemente. Y por último el Alcalde sugirió  que me retire. Pedí  disculpas, él aceptó e insinuó  que él podía aceptar, pero no sabía si la gente que estaba ahí las aceptaba”, dijo Villacreses.

Los  concejales de País dejaron  el salón municipal ante el abucheo y gritos de simpatizantes del alcalde Jaime Nebot. Eso ocurrió cuando se propuso   rechazar las declaraciones del presidente Rafael Correa y del concejal por considerarlas  una agresión a la dignidad de la ciudad. Ambos habían dicho que quienes  apoyan al Municipio lo hacen por “sanduchitos” y  “dolaritos”. Según Villacreses la intención de Nebot “es incendiar Guayaquil en contra del Gobierno”.

El Gobernador lamentó los actos en el Concejo y dijo que la agresión desde la Alcaldía  es permanente. Recordó los casos de la acción de la Policía Metropolitana contra los informales y vigilantes. “Somos personas de paz. No vamos a caer en provocaciones”. Aclaró que no impedirá  la movilización que promueve Nebot en reclamo de rentas.  Pero no permitirá que se altere el orden.   

El concejal Leopoldo Baquerizo (Madera de Guerrero) dijo que el Municipio sí presta las garantías para trabajar. Añadió que  “cada vez que habla (Villacreses) son agresiones a Guayaquil... todas las  obras valen un carajo,  son  ganas  de  joder”. Según Baquerizo, no escuchó  a los otros concejales decir que los agredieron. Pero Molinari lamentó ayer que la prensa se preocupe más de la marcha,  que por la integridad de los concejales en el Cabildo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)